Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice 

DE NUESTRO PASADO HISTORICO

La "Uruguay" fondeada en Bahía Uruguay. 1o de Marzo 1921.

Por JULIO R. MENDILAHARZU - Publicado en la revista Yachting , 1947.Con fotos del 13 viaje a Orcadas de la Uruguay

En estos momentos en que la Antártida es punto de cita de visitantes de distintas procedencias, y animados por extraordinario interés de exploración y descubrimiento de otras que no son las áridas rocas y los enormes conglomerados de hielo, es oportuno recordar lo que en gran parte de un pasado de más de 40 años, le corresponde en viajes y servicios en latitudes australes, a un buque auxiliar de nuestra Marina de Guerra: la Corbeta "Uruguay".

La Corbeta "Uruguay", — cuya fotografía ilustra nuestra portada—, fué construida éntre los años 1874-75, en los astilleros de Laird Bross, en Birkenhead, conjuntamente con su gemela "La Paraná", y los monitores "El Plata" y "Los Andes"; los bpmbarderos "Pilcomayo", "Constitución", "República" y "Bermejo"; y los avisos "Resguardo" y "Vigilante". (1).
La “Uruguay", tenía 550 Ins. de desplazamiento, 157 pies de eslora y 25 de manga, y un calado de 11' 9". La velocidad máxima era de 11 nudos. Su aparejo era el de barca-goleta.

Desde la época de su llegada al país, y durante más de 25 años, fué destinada al duro servicio que reclamaba nuestra costa patagónica que lentamente iba poblándose y que no tenía por cierto el magnífico el señalamiento que hoy posee.

A fines de Dicie mbre del año 1901, a bordo del "Antartic" abandonaba el puerto de Buenos Aires la expedición Sueca del Dr. Otto C. Nordenskjold en exploración de las tierras de Graham.El 10 de Febrero de 1903, el "Antartic", presa de los hielos, naufragaba entre la isla Paulet y Snow Hill.

Nuestro Departamento de Marina, justamente preocupado en el transcurso del año 1903, por la carencia de noticias de la expedición Nordenskjold — cuyo jefe había prometido estar de regreso en Buenos Aires en Marzo de ese año—dispuso a fines del invierno la preparación de la corbeta "Uruguay" con fines de socorro, pues dada la carencia de noticias hasta entonces, hacía suponer el naufragio del "Antartic" y la tripulación aprisionada en las tierras polares.

Preparativos de la partida. Dársena Norte. (Febrero 15 de 1921)

Entre los meses de Septiembre y Octubre, fué preparado el buque, reforzándosele su proa, los mamparos y defendida su hélice. Este trabajo fué ejecutado con gran celeridad en los Talleres de Marina de la Dársena Norte: y a fines de Octubre partía llevando una tripulación total de 31 hombres, incluso el grupo de oficiales, y entre los cuales se encontraban: el Teniente de Navio Julián Irizar, como Comandante; el Teniente de Fragata Ricardo Hermelo, como segundo; los Alferes de Navio Jorge Yalour y Felipe Fliess; el Ingeniero Juan L. de Bertodano como Jefe de máquinas y Gualterio Carminatti como 2° jefe; el Dr. José Gorrochategui y el Teniente de la Armada Chilena Alberto Boonen Chandler como agregado a la plana mayor.

El 7 de Noviembre, la "Uruguay" encontró en las proximidades de la isla Snow Hill al grupo total de los náufragos del "Antartic" que hasta pocos días atrás habían estado separados en dos grupos distantes y durante todo el tiempo de la invernada. En uno de estos grupos, el mas hacia el Sur, estaba el Dr. Nordenskjold; y en el otro, cercano al sitio del naufragio, el Comandante del "Antartic" Capitán Lasren con el Alferez de Fragata de nuestra Armada, José María Sobral, y que en su oportunidad fuera especia designado por nuestro Departamento de Marina para integrar la expedicioon.

 Durante el viaje de regreso, a la altura de las Malvinas, "La Uruguay" tuvo que soportar un violento temporal que le ocasionó la pérdida de los masteleros de velacho y gavia y la  rotura de las espigas de ambos palos machos al ras de las encapilladuras de los obenques, pudiendo salvarse no obstante los palos machos y vergas mayores (2). Otra avería fué la pérdida del botalón del foque.

El 2 de Diciembre de 1903, algo más de un mes de la fecha en que el buque partiera hacia lo desconocido, entraba triunfalmente en nuestra Dársena Norte la Corbeta Üruguay" trayendo a su bordo todos los miembros de la expedición náufragada. Una verdadera multitud, sin precedente hasta aquella época, se volcó en cuanto sitio existía cercano a la entrada de nuestro puerto.

foto entrada

Mientras esto ocurría en Buenos Aires, otra expedicion escocesa cuyo jefe era William S. Bruce, con la barca balleñera con máquina auxiliar "Scotia", y al mando del Capitan Tomas Robertson de Peterhead, estaba dedicada a estudios geográficos y meteorológicos en tierras australes, y habiendo su buque presa de los hielos en la proximidad de la isla Laurie del grupo de las Oreadas del Sur, establecía en ella campamento y proseguía los estudios.

A comienzos del año 1904, la expedición Bruce regresaba a Buenos Aires, y su jefe convino con el Gobierno Argentino la transferencia de las instalaciones que había colocado y dejado en Islas Orcadas. Y el mismo "Scotia", días después, regresaba isla Laurie, llevando al grupo de relevo para el flamante y precario observatorio, y entre cuyos miembros se contaban el meteorologista Roberto C. Mossman, de la expedición Bruce, un ayudante, los jóvenes argentinos Valette y Acuña, y un cocinero escoces. Esto, fué el comienzo de la instalación de las comisiones argentinas en aquellas islas.

Navegando con mar gruesa

El rescate de la expedición Nordenskjold tuvo una repercusión inmensa en los centros marítimos europeos especialmente, y a ello fué debido a que nuestro puerto se señalara como el centro de aprovisionamiento mas indicado para las expediciones  que luego partirían para las tierras polares.

Un tempano a la deriva

Mas debido a una coincidencia que a la repercusión internacional del éxito en el rescate de la expedición Nordenskjold, se debió la presencia en nuestro puerto del buque polar "Le Francais" llevando la expedición del Dr. Juan Bautista Charcot, casi a fines de Diciembre de 1903.

Largando paño

El Dr. Charcot al partir, en su viaje de exploración de las costas occidentales de las tierras de Graham, convino con el Departamento de Marina, quiado por la prudencia y experiencia de ló acontecido a la expedición Nordenskjold, que si no estaba de reqreso en nuestro puerto en el verano de 1905, se le fuera a buscar. La expedición Charcot instaló una base en la isla Boolh-Wandell y allí invernó.

Navegando con mal tiempo

La partida de Charcot de aquellas tierras polares sin hacer conocer esto a nuestro Gobierno, obliqó al Departamento de Marina a ordenar que la corbeta "Uruguay" en el verano de 1905, después de efectuar el relevo en Orcadas prosiquiera viaje al Sur en procura de noticias de la expedición Francesa. En cumplimiento de la orden recibida, la "Uruguay" llegó nuevamente a la tierra de Graham, y sus costas occidentales fueron recorridas en una prolija y peligrosa exploración durante largos días, navegándose por el estrecho de Bransfield, y el otro mas dificultoso de Gerlache entre la tierra de Graham y el archipiélago de las islas Palmer. En varios sitios fueron dejadas balizas como señal del viaje de socorro, y que el mismo Charcot, en un posterior viaje realizado cuatro años más tarde a bordo del "Pourquoi-pas", las encontrará.

El cementerio; en primer plano la tumba de A. Ramsay, fallecido en el invierno de 1903.

Las fotografías que acompañan a estas líneas fueron tomadas en el 13o. viaje de relevo a Orcadas, realizado en un verdadero tiempo récord de 20 días en total, entre el 16 de Febrero de 1921 y el 11 de Marzo. En ellas pueden apreciarse los preparativos del viaje consistente en los víveres y carbón que deben dejarse, y que, carente el barco de una capacidad de bodega adecuada obligaba a la peligrosa maniobra de llevar carbón en cubierta al iniciarse la navegación.

La primitiva casa invernal de la expedición Bruce en el invierno de 1903. Frente a ella están el Comandante de la "Uruguay", Tte. de Navio Domingo Casamayor, Alférez de Navio Carlos Saravia (actualmente Contraalmirante), el Alférez de Navio Contador Rodolfo Muzzio y el médico civil, Dr. Mendilíaharzu. Marzo 1o de 1921.

En esa época, "La Uruguay" tenía 46 años de construida. .. Hoy, bueno es recordarlo, tiene 71 años y aún está a flote. Descansa envuelta en su pasado de gloria, despojada solamente de su arboladura alta, en el fondo de uno de los canales del Arsenal de Río Santiago.

Barrera de hielo A 90 millas al N. de las Orcadas

Ladera del Monte Loyola y playa helada en Bahia Scotia

La isla Laurie, playa del observatorio y Monte Ramsay, desde Bahia Uruguay, al fondo la bahia Scotia

Vista general de la bahia Uruguay, obsérvese al fondo los hielos flotantes.

(1) A estos buques, por haber sido construidos por orden y bajo la presidencia de Domingo Faustino Sarmiento, se les llamó en su tiempo "La Escuadra de Sarmiento". Años más tarde, en este mismo astillero, y bajo la firma Cammell and Laird, en los años 1897-98, se construyó nuestro buque-escuela, que se denominó "La Sarmiento" y rindiéndose así un justiciero homenaje al propulsor de nuestra educación y nuestra Marina de Guerra.

(2) Esta avería, fue mencionada no ha mucho en una publicación nuestra y a raíz de esa intervención que le. cupiera en ella al Capitán Larsen y su gente en su colaboración con la tripulación argentina de la "Uruguay". Los detalles de construcción, medidas, potencia de máquinas y otros, se deben a la gentileza que ha tenido para el autor de estas líneas el Sub-Director del Museo Naval de Marina, Capitán de Fragata Ingeniero D. Hugo Leban.

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar