Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice Historia Maritima Indice Informacion General

LA ARTILLERIA DE MARINA ENTRE 1800 Y 1826

PUNTERIA Y ALCANCE

 Como es sabido, las armas de fuego se apuntan mediante una línea de mira que puede materializarse de distintas formas. La usada por los cañones de entonces era semejante a la de los actuales fusiles y consistía en una muesca desplazada verticalmente a la largo de una corredera graduada para las distintas distancias; esa muesca debía hacerse coincidir con el vértice del guión, colocado hacia la boca del cañón, y con el centro de puntería elegido. 

Sin embargo, debido al peligro de que tales alzas se enredasen con los aparejos o con los batiportes de las troneras, los cañones navales no las usaban siendo apuntados por el raso de los metales, es decir, alineando las joyas como se denominaba entonces a sendas escotaduras efectuadas en la culata (ENCICLOPEDIA DEL MAR. V. Tiro) y en el brocal. Coincidentemente, Bonnefoux (DICTIONAIRE DE LA MARINE A VOILE. V. Mire) nos dice que la línea que pasa por los puntos más elevados de la placa alta y el brocal se llamaba línea de mira natural. El raso de los metales, es decir, la línea de mira natural no era paralela al eje del ánima o línea de tiro según la cual el proyectil recorría la primera parte (tesa) de su trayectoria, sino que formaba con ella un pequeño ángulo llamado ángulo de mira natural (V. Angle de mire). El reglamento inglés de 1817 (DICCIONARIO MARINO pág. 162) da el "Angulo de raso de los metales" para los distintos calibres cuyo valor era generalmente de 1º30' aunque en las carronadas llegaba a 3º50' y en los cañones de Congreve a 5º.

. El alcance de los cañones varía con el ángulo de proyección, nombre dado al que forma la línea de tiro con la horizontal. En el caso del tiro naval, estando el blanco al mismo nivel que el cañón, el ángulo de proyección es igual al de mira que, como ya dijimos, podría variarse mediante el alza si se usase a bordo. El alcance ("portéc", "range") aumenta con el ángulo de proyección hasta los 40' aproximadamente. - Sin embargo, las troneras de los buques no permitían un ángulo de mira superior a 14º (y -6º) pero, según Bonnefoux (V. Angle de proyection), el tiro de un cañón con un ángulo de proyección superior a 140 era tan incierto que sería superfluo ocuparse de ello. 

Según Jean Boudriot (Tomo IV, pág. 133), la probabilidad de impacto de un cañón de a 24 libras disparando sobre un blanco de un metro cuadrado, en condiciones de polígono, era de sólo 37 % a 200 m, 13 % a 400 m y 8 % a 600 m (el desvío lateral máximo a esta última distancia era de 4 m.); un cañón de a 36 con 16º de elevación tenía un alcance de 3300 m,, pero el tiempo de volido era de 18seg; la apreciación de los piques a más de dos o tres cables era muy difícil; las correcciones por movimiento relativo, viento y rolido eran "a ojo". 

Por las razones expuestas, sumadas a otras de energía del impacto y capacidad de penetración, el alcance que realmente interesaba era el'llamado de punto en blanco ("But en blanc" - "Point blank range"), es decir la distancia de la boca del cañón a la que el proyectil disparado con un ángulo de proyección igual al ángulo de mira natural, es decir, apuntado por el raso de los metales, cortaba la línea de mira al apartarse por efectos de la gravedad de la trayectoria recta inicial. El apartamiento o caída del proyectil por efectos de la gravedad era, dice Boudriot, según algunos autores, de 0,97211,296 para 200 de volido y 6,4817,45 para 400 metros, independientemente del calibre (la carga impulsiva guardaba una relación e on el peso de la bala). Posiblemente debió ser la necesidad de corregir esta pérdida, para que el proyectil no picase en el agua antes de haber desarrollado todo su alcance eficaz, la que llevó a sustituir el viejo concepto de punto en blanco como"'ánima nivelada" (Andrés de Espinosa, año 1576), por el que hemos explicado y al que solía calificarse como ángulo de puntería natural, y según el cual, cuando la línea de mira por el raso de los metales estaba horizontal, el cañón tenía una pequeña elevación igual a dicho ángulo. 

Conocido el alcance de punto en blanco de una bateria, se abría el fuego cuando el blanco estaba a esa distancia, lo que podía determinarse a ojo, por ángulos verticales, o disparando un cañón aisladamente. Si el buque enemigo estaba a la distancia de punto en blanco, el punto a apuntar era el centro de puntería elegido; si la distancia variaba se corre gía el punto a apuntar en forma empírica confiada a la habilidad del apuntador. El alcance de punto en blanco para un cañón francés de a 36 libras, según Boudriot, era de 650 metros; para uno de a 18, libras, 600 metros y 500 metros para el de a 8 libras (Fines del siglo XVIII, ángulo de mira 1"40'). También se tabulaba el alcance de los cañones para 22´ o 24', según fuese la máxima elevación permitida por las troneras,. y el alcance máximo absoluto (de interés para el bombardeo terrestre en el que el requisito de precisión era inferior).  

Si bien un cañón de a 8 tenía con 16º de elevación un alcance de 2500 metros, dice Boudriot, el tiro no comenzaba antes de los 1500 metros y su finalidad era más bien buscar la distancia y entrar en calor; el verdadero empezar el fuego recién tenía lugar a los 600 metros. Los grandes intervalos de salva (4 minutos para un cañón de a 8 Lb.; 5 para los de a 18 y 8 minutos para los de a 36 Lb.) exigían asegurar la primera salva para no entrar inerme en la distancia de alcance eficaz de la artillería enemiga. 

En el ESPASA (V. Cañón) hay una lista de los alcances de los cañones a principios del siglo XIX, apuntados por el raso de los metales v también para 22º de elevación. Estos valores, que transcribimos en la Tabla 11, son menores que los dados por Boudriot. En cuanto a los morteros españoles, corno ya dij mos, según Rovira (pág. 336) su alcance máximo (medio) era de 3371 m, valor que en el tiro naval se reducía en 100 m. Para la medición de la distancia, los ingleses empleaban la yarda y los franceses la toesa (1,9949036 m), medida que también fue adoptada por España a partir del año 1765 aunque esporádicamente se continuó usando el "paso de los comunes, que el primer paso es de tres pies y los otros de dos" (Lla- mando N al número de pasos y valiendo el pie 0,278 m., la distancia será D = 0,278 (2N + 1) metros). 

La equivalencia usada por Rovira para convertir pasos de los comunes en toesas, era de tres pasos por toesa. Por lo tanto, el paso mediría 1,9949:3 = 0,66496666... metros.  Tras un detallados análisis de numerosas experiencias de polígono con diferentes calibres, largos y cargas impulsivas, así como también para diferentes elevaciones, Rovira concluye dando los siguientes alcances que considera los más representativos como valores medios de su época-. 

Alcances para una elevacion de 8' 

Calibre 36 24 18 12 8 4
Toesas 1135 1100 996 1075 1078 1029
Metros 2259 2189 1982 2139 2145 2048

Alcances a principios del siglo XIX (Espasa) - Valores en metros y Kgs.

Calibre Peso del cañon Peso de la carga Elev. por el raso Elevacion 8º Elevacion 22º
36 3015 5.692 489-515 2259 2144-2340
24 2300 4.140 560-585 2189 2533-2729
18 1950 3.220 518-560 1982 2340-2533
12 1380 2.300 176-518 2139 2144-2340
8 989 1.380 388-434 2145 1755-2060
6 760 0.920 347-389 --- 1697-1755
4 --- --- --- 2048 ---

 

  1 - Calibre   2 - Largo   3 - Espesor
  4 -  Cañones   5 -  Cureñas   6 -  Gonadas
 7 -  Carronadas   8 - Obuseros 9 - Bomberos
10 - Pedreros y Falconetes  11 - Perriers y Swivel Guns 12 -Puntería y Alcance