Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice General del Articulo

LOS DERECHOS DE LA REPUBLICA DE BOLIVIA PARA SU SALIDA AL MAR

Por Ricardo A.R. Hermelo

4 - Problemas limitrofes iniciales en las Provincias del Litoral    5 - Proceso Acaecido en el Litoral de la Puna de Atacama

 PROBLEMAS  LIMITROFES INICIALES en LAS PROVINCIAS DEL LITORAL.

El General Bolívar al propender la independencia de la nueva República que llevó su nombre, desvinculaba a ésta de las antiguas jurisdicciones de Lima y Buenos Aires o sea que los orígenes y los fundamentos para demarcar su territorio, se apoyan en los limites de la Audiencia de Charcas. Dicha Audiencia con litoral propio sobre el Pacifico, separaba a Chile del bajo Perú, sobre base de la Real Cédula de 1776 por la que se creó el Virreinato del Río de la Plata.

La costa sobre el Pacifico de la Provincia de Atacama, estaba incluida en la antigua Audiencia de Charcas; pero no ocurría lo mismo con las de Tacna, Arica y Tarapacá pertenecientes al Virreinato del Perú.

Sin embargo, para una correcta apreciación de la situación vigente en ese entonces, Jaime de Mendoza resume de la siguiente forma, la influencia de Bolivia en el litoral del Pacifico durante la colonia y comienzos de la República: 

“La España realiza diversas transformaciones, pero a pesar de ellas el Macizo con  sus proyecciones al Pacifico, continúa siendo el substrato físico en torno del cual se realizan ellas”. 

Y es también notable que junto a estas formaciones políticas, se extiende dentro de su propio marco la gran provincia religiosa de San "Antonio de los Charcas”, que se dilata sobre el Cuzco hasta los contrafuertes meridionales del Macizo, abarcando también en las costas las poblaciones correspondientes.

 Así permanece Charcas, unida al Perú por más de dos siglos, pero sin perder su personalidad y comunicándose con el Mar del Sur por el litoral de Arica y Ata­cama. Luego se le agrega Buenos Aires y esta unión dura por más de cuarenta años. Se ha inclinado entonces al mar del Septentrión, al Atlántico, más conservando sus afinidades con el Pacifico. Y viene la Guerra de la Independencia. Se deshacen las formaciones coloniales, se borran las fronteras fijadas por la madre Patria y así y todo, Charcas sigue inclinándose al Pacifico.

 Olañeta, señor del país, le agrega las costas de Tarapacá. Y en las postrimerías de la guerra, aparece Sucre y propone hacer lo mismo que Olañeta. Por fin nace la República y sus fundadores, os audaces alto peruanos, claman por Arica.  Bolívar su primer presidente, los apoya, mientras en las costas de Atacama, declara puerto mayor a Cobija o  “La mar”[11]

Ratificando lo anterior, durante la Colonia,  el puerto de Arica fue destinado para servir a la Audiencia de Charcas, en razón de la extracción de minerales de Potosí. 

Si bien sólo la provincia de Atacama dependía de la Audiencia de Charcas al momento de producirse la independencia, Tacna, Arica y Moquegua pidieron su anexión al nuevo estado boliviano. 

La petición de Tacna, se traduce a través de un acta del Cabildo Públi­co de la Honorable Municipalidad y estaba redactado en los siguientes términos:

"A. el General Bolívar:

“La municipalidad de esta Villa, usando de su derecho de representación, expone “a VE. los “sentimientos de sus habitantes, dirigidos únicamente a promover la felicidad de este país. Las “relaciones de subsistencia y de comercio que hay entre los individuos de la República de “Bolívar y los de esta provincia, su  situación local y otras circunstancias, que nos interesan “recíprocamente con  ventajas superiores a las que hasta ahora habían logrado, reclaman “imperiosamente la separación de esta provincia de la Capital de Lima, y su  unión a la de “Sucre; unión que por ser más perfecta será también indisoluble;  de ella nace inmedia­tamente “nuestra felicidad, a la que podemos aspirar por  medios justos confiados en la protección de “VE. Penetrada pues esta Villa de  tales sentimientos y aún toda la provincia, eleva a VE. Esta “representación  para que en vista de ella se sirva tener en consideración los votos de un “pueblo patriota que decididamente quiere pertenecer a la República de  Bolívar.     Excmo. “Señor”.........”

No se transcriben para evitar mayor abundamiento sobre el tema, simi­lares petitorios elevados por las autoridades y pueblo de Arica, Moquegua, Lo­cumba y Tarapacá, pero si se puede afirmar, que existía un consenso generalizado por parte de ellos, en la conveniencia de pertenecer a Bolivia, que respondía principalmente a intereses económicos y también a antiguas costumbres regionales.

Todos estos petitorios, fueron rechazados por el Mariscal Andrés de Santa Cruz, a la sazón Protector de la Confederación Peruano ‑ Boliviana y que fuese años más tarde Presidente de Bolivia. Las razones de esta decisión se supone obedecieron a los escrúpulos de Santa Cruz, de no favorecer como boliviano a su propia Patria cuando actuaba como Protector de ambos países.

No obstante el General Sucre insiste en la necesidad de incorporar éstas tierras a Bolivia y se alcanza un éxito parcial, por cuanto el 15 de no­viembre de 1826, se firma el primer tratado de límites entre Bolivia y Perú, tratado que es suscripto por el plenipotenciario peruano Ignacio Ortiz Cevallos y los representantes bolivianos Facundo Infante y Manuel Maria Urcullo.

Por dicho tratado, Perú cedía a Bolivia las provincias de Tacna, Ari­ca y Tarapacá, a cambio de los territorios de Copacabana y Caupolicán y de la amortización de cinco millones de pesos de la deuda extranjera del Perú. Sin embargo el Consejo de Gobierno que actuaba y gobernaba en Lima, rechazó este tratado alegando que Bolivia obtenía ventajas exclusivas, pues en el trueque territorial ella obtenía "la parte del león". 

Sin embargo algunos historiado­res insisten en afirmar, que quien se opuso en su condición de Presidente del Consejo de Gobierno, fue el Mariscal Santa Cruz, por las razones que se han apuntado anteriormente.

Años más tarde, en 1830 se llevan a cabo nuevas gestiones para incor­porar Aríca pero las mismas no tienen resultado, con lo que queda cerrado este proceso.

Como resumen de lo acontecido, Bolivia queda en posesión formal del litoral de la Provincia de Atacama, comprendido entre el Río Loa y el Paposo (mapa 6) Chile por su parte abarcó desde el Río Salado (junto al Paposo) hasta el Cabo de Hornos. Esta situación que será analizada a continuación, cul­mina con la Guerra del Pacifico, por la cual Bolivia pierde todo su litoral.

PROCESO ACAECIDO EN EL LITORAL DE LA PUNA DE ATACAMA

Cuando en el año 1825 Bolivia proclama su independencia de la Corona de Es­paña, heredó un patrimonio territorial que se estima en tres millones de kilómetros cuadrados aproximadamente.

A lo largo de su historia como nación independiente, ha experimentado una serie conflictos con sus países limítrofes, que le han ocasionado sensibles pérdi­das de su territorio. Y tan considerables han sido éstas, que hasta el presente se reflejan en una superficie actual de aproximadamente un millón de kilómetros cuadrados, con lo que en definitiva ha cedido las dos terceras partes de su patrimonio original.

Bolivia por una u otra razón, ha entregado a partir de 1825 territorios a Ar­gentina, Brasil, Chile y Perú. Sin embargo, la pérdida que le ha ocasionado mayores in­convenientes, ha sido la de su Litoral de Atacama.

Dos son básicamente las razones por las que se afirma que la más importante de sus pérdidas, fue la de su litoral: la primera por los recursos que en su momento era de interés para su explotación, el guano y el salitre y la segunda razón de mayor importancia, el significado que para un país tiene, el hecho de pasar a ser "mediterráneo” y depender de otros, para el establecimiento de las comunicaciones vitales a través del mar, con los restantes países del orbe.

Esta grave falencia que en los primeros momentos, si bien no pasó desapercibida por los bolivianos, no llegó a tener mayores consecuencias, se ha ido acrecentando con el correr de los años, con perjuicio creciente para el desarrollo de la República de Boli­via.

Dicho en otros términos, a medida que transcurre el tiempo el problema de la mediterraneidad de Bolivia se agrava y ello preocupa a sus con nacionales, razón por la que sus autoridades se encuentran acuciadas para encontrar una solución.

Se analizará a continuación, el proceso que determina la pérdida del litoral boliviano, a través de una serie de etapas diplomáticas, tratados de limites y finalmen­te, el conflicto bélico denominado la Guerra del Pacifico.

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar