Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice Informacion Historica Indice Informacion General

LAS BUSQUEDAS DE SUBMARINOS ALEMANES EN COSTAS ARGENTINAS

Diario Rio Negro On Line - 30-10-2003

Sesenta años después buscan submarinos nazis


El Ice Lady Patagonia navega con sus velas desplegadas,
rastrillando a los submarinos
(Foto:  Juan Pablo Pereda.)

Una expedición comenzó las tareas de búsqueda de submarinos alemanes que fueron auto hundidos por sus tripulantes antes de desembarcar en las costas del golfo San Matías, ubicado en la provincia de Río Negro, en la Patagonia Argentina.


El capitán del barco, Jorge May (derecha) , junto al co-director del Periódico del Sur, Abel Basti, durante la búsqueda

El equipo técnico realiza las tareas a bordo del buque Ice Lady Patagonia con la intención de poder detectar los cascos hundidos de uno o dos sumergibles nazis que estarían enterrados bajo la arena.

El barco es de origen finlandés y estuvo al servicio de la marina de guerra noruega para patrullar las aguas árticas, especialmente para rastrear a submarinos nucleares soviéticos durante la Guerra Fría.


Patagonia Ice Lady

El Ice Lady Patagonia puede navegar a vela, y en la actualidad
pertenece a la Asociación de Exploración Científica Austral que dirigen los hermanos Carlos Guillermo y Jorge May.


El equipo técnico de Bariloche, al fondo el Ice Lady Patagonia

El equipo de técnicos de la misión está encabezado por el ingeniero José
Bellora, de la empresa tecnológica Tecno-Acción, así como los expertos Nahuel Iglesias, Mariano Aguirre y Pedro Bellora, todos ellos de Bariloche. El trabajo consiste en la recolección de datos magnéticos mediante instrumental especial que permite ubicar masas ferrosas, aún cuando las mismas se encuentren tapadas por la arena, tal como se presupone que es la situación actual de los submarinos.

De acuerdo al testimonio de pobladores ribereños en esa zona están sumergidos, desde el invierno de 1945, los restos de los “U-Boote” en los cuales habrían llegado en forma clandestina jerarcas nazis a la Argentina. Los especialistas tomarán datos de la zona, con el magnetómetro, y luego los evaluarán para dibujar un mapa con los puntos magnéticos de la zona.
Posteriormente, ya en tierra y durante varios días, se dedicarán a procesar la información obtenida para verificar posibles anomalías, en el campo magnético terrestre, causadas por los cascos de los “lobos grises”, nombre con el cual se denominaban a los temidos submarinos nazis durante la Segunda Guerra Mundial.
Un primer relevamiento realizado años atrás por el mismo grupo –y otro posterior efectuado por el Instituto de Arqueología Submarina de Noruega- reveló que los cascos no están sobre el fondo marino, razón por la cual las tareas resultan más complicadas, ya que se intenta buscar debajo de un grueso manto de arena.

Un buen refugio

El 10 de julio y el 17 de agosto de 1945 –Berlín se rindió en mayo de ese año- dos submarinos nazis se rindieron en Mar del Plata causando una gran conmoción porque los Aliados no pensaban que hubiera sumergibles alemanes navegando a esa altura de los acontecimientos.
También hubo denuncias de desembarcos –de jerarcas y tesoros nazis- en distintos puntos de la Patagonia pero esto nunca pudo ser confirmado oficialmente. Se estima que entre 20.000 y 30.000 nazis ingresaron a Argentina después de la guerra, durante el gobierno del General Juan Domingo Perón. Varios de ellos eran reconocidos criminales como Joseph Mengele y Adolf Eichmann, entre otros. La búsqueda de los cascos de los submarinos se realiza en etapas y su dificultad radica en que no se conoce las coordenadas exactas donde se encontrarían los cascos hundidos de dichos navíos.