Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice Informacion Histórica

LA ARMADA ARGENTINA Y LAS CAMPAÑAS AL GRAN CHACO - 4

1863 - 1882
Introduccion Los Ríos y el Clima Expediciones entre 1810 y 1860
1863-1882 1882 a 1892 Campañas de 1883 y 1884
Exp. Feilberg al Pilcomayo Expedicion Araoz y Saenz Valiente 1885-86 Expedicion Page al Bermejo 1885
Expedicion W. Fernandez 1886-87 Campaña Page al Pilcomayo 1890 1890 a 1900-Sol- Lista- Ibarreta
Personal de la Armada que intervino en las campañas Unidades que intervinieron Bibliografia

Misión del R.P. José Gianelli 
Era un sacerdote italiano que fue enviado por el gobierno boliviano para pacificar a las tribus del Chaco. Inició su misión el 24 de
abril de 1863 desde Bella Esperanza, acompañado por una escolta de soldados; navegará el Pilcomayo río abajo hacia La Horqueta tomando el Brazo Norte y alcanzará un punto conocido por Piquerenda, a unos 280 kilómetros de la boca; debe regresar por insubordinación de la escolta.

Misión del R.P. Emilio Castro Boedo
En 1870 el padre Castro Boedo convive con indios y se interioriza de las características del Bermejo; publica un libro muy bueno en 1873: "Estudios sobre la navegación del Bermejo y colonización del Chaco" Señala, por ejemplo, que viven en estado de barbarie tobas, matacos, orejudos, atalalos, abipones, champis, vilelas y mocovíes; desaparecen lentamente los mbayás (las madres no criaban más de un hijo).

Navegación comerclal en la década de 1870 en el Bermejo
Este período fue pródigo en viajes por el gran río, con base en Salta y una agencia en Corrientes. En 1869 se funda la Compañía
de Navegación a Vapor del Río Bermejo presidida por D. Francisco G. Medina de relevante memoria, que operó hasta 1881 cuando perdió su último barco. 

Llegó a tener los vapores Gobernador Leguizamón, Geneval Alvarado, General Viamonte, Congreso Argentino y La Salteña. Comenzó sus actividades con un viaje exploratorio del Bermejo con el Sol Argentino, de 80 Tn, de hélice y 5 pies de calado, al mando del comodoro Page acompanado por un baqueano, un piloto, un jefe de máquinas, el contador, el representante de la empresa, D. Natalio Roldán, su ayudante D. Guillermo Aráoz y 16 tripulantes. Zarpó de Buenos Aires el 26 de febrero de 1871 y Ilegó el 29 de abril a un punto que luego se conoció por Puerto Ayunas, situado a 20 Km de Colonia Rivadavia, donde no pudo avanzar más. Allí se desprendió una pequeña expedición embarcada en un bote que alcanzó el Fortín Coronel Gorriti el 9 de mayo. El buque permaneció varios meses en el Desierto y regresó a Buenos Aires con Page a bordo, por una creciente, en febrero de 1872. Fue un viaje muy ilustrativo y útil. Hubo numerosos enfrentamientos con los indios, pese a la prodigalidad del Sr. Roldán. 
En 1875 la empresa Leguizamón Hnos. navegó en esas aguas con la chata Rio de las Piedras, provisionalmente armada para colaborar con su ingenio en Orán, que terminó con la matanza del capitán norteamericano D. Santiago Bigney y seis tripulantes por los tobas.'

(Para ejemplificar la factibilidad de la navegación comercial del Bermejo, citaré el viaje del Leguizamón con carga completa. que salió de Buenos Aires el 5 de abril de 1874. Arribó a Esquina Grande el 6 de mayo y estaria en Corrientes de regreso el 19 de mayo. Con un andar de 8 nudos y algunas interrupciones hizo ese viaje en 44 dias. Claro que de noche amarraba a la costa y se apagaban los fuegos.)

Viaje del comandante D. Luis Jorge Fontana en 1815
El después coronel Fontana fue un notable militar, hombre de ciencia, escritor, periodista; guardiamarina en la Guerra de la Triple Alianza, más tarde eximio explorador, experto conocedor de los dos ríos y del territorio chaqueño; fue el fundador de Formosa y gobernador del Chubut; laureado con medalla de oro por el I.G.A. en su primera entrega. 
El 23 de julio de 1875 inició un reconocimiento de la entrada del Pilcomayo con un vaporcito al mando del teniente de MarinaD. Ceferino Ruy Díaz, y acompañado por un grupo de jefes militares. Hicieron un reconocimiento de unos 70 kilómetros por agua hasta un punto que llamaron Puerto Clementina, donde hubo más tarde un presidio. Del corto ·viaje quedaron un diario y un plano.

Expediciones del teniente coronel D. Napoleón Uriburu
A fines de marzo de 1870, el gobierno nacional ordenó al teniente coronel Uriburu, a la sazón en Jujuy, que con su flamante regi-
miento hiciera una expedición hasta el Litoral. La misión se cumplió costeando el Bermejo en un primer tramo y, posteriormente,  a campo traviesa, recorriendo 1.250 Km en 56 días hasta tocar el Paraná frente a Corrientes, a pesar de ciertos problemas politicos.
En 1872 Uriburu expedicionó en auxilio del varado vapor Leguizamón. En julio de 1875 la chata Río de las Piedras se fue a pique en el Boquerón. Su capitán, D. Santiago Bigney, hizo su reflotamiento apoyado por una balandra de vela. Terminada la faena, trató de comerciar cueros y otros artículos con indios tobas, pero fue engañado y asesinado junto con seis marineros, salvándose los nueve restantes. El gobierno nacional ordenó entonces al teniente coronel Uriburu la recuperación de las embarcaciones. Para tal fin Uriburu, que contaba con la colaboración del teniente de Marina Ruy Diaz, requirió de la empresa armadora el Viamonte, comandado por el brillante ex capitán de Marina D. Federico Spurr. El 25 de diciembre de 1876 penetraron en el Bermejo; tuvieron varias acciones contra los indios a partir del 20 de enero, a los que se derrotó terminantemente en Cabeza del Toba. En una de ellas resultó seriamente herido en un pulmón el capitán Spurr con una flecha (hay otra versión que lo atribuye a un tiro casual de rifle a bordo). La expedición tuvo un buen final: se reflotaron las dos embarcaciones hundidas por los indios y se recuperó parte de la carga; con ellas a remolque arribaron el 17 de enero de 1877 a Corrientes trayendo, además, los restos de tres de los marinos asesinados. 
Una cuarta expedición punitiva de Uriburu, iniciada el 19 de abril de 1878, escarmentó al salvaje cebado en sus correrías. De pasada, acompanado por Ruy Diaz, reconoció en bote las entradas a los riachos.

Expedición del cientifico D. Juan de Cominges
Fue organizada en 1879 para trabajar en el Chaco Boreal. La cito aquí por las enjundiosas enseñanzas relatadas en un libro en
1880, que fueron de suma utilidad para futuros exploradores del Gran Chaco. 

Expedición del sargento mayor D. Luis Jorge Fontana en 1880
A fines de 1879 el presidente Avellaneda decidió la apertura de un camino a Salta desde las costas del Paraná. Encomendó la operación exploratoria al cargento mayor  Fontana, militar de gran predicamento que armó un contingente de 7 oficiales, 30 solda-
dos, 8 indios y 2 civiles con su propio apoyo logístico terrestre. El 4 de mayo de 1880 dejaban Resistencia. Después de 104 dias en los que recorrieron 520 Km, siempre en las proximidades de las costas del Bermejo, llegaron a Colonia Rivadavia. Fontana, a pesar de haber perdido un brazo en una refriega con indios tobas, abrió posteriormente una picada hasta Salta, finalizando su empresa a entera satisfacción de la Superioridad.

'Texto del telegrama de Fontana a Roca. desde Rivadavia: "Estoy en Rivadavia. Queda el Chaco reconocido. He perdido el brazo izquierdo en un combate con los indios, pero me queda el otro para firmar el plano del Chaco que he completado en esta excursión". Roca Ie contestó asi: "El visionario de la civilización y del progreso de la Republica Argentina marca con su sangre la huella del hombre libre a traves del Gran Chaco. Su brazo mutilado señala ya y para siempre el rumbo verdadero que seguiran las generaciones en busca de territorios feraces donde reunirse para constituir grandes pueblos. Su vida está ya seriamente vinculada a la solución de uno de los más grandes problemas de la Patria: la conquista y poblacion del Chaco, esa gran sombra en el mapa luminoso de la República Argentina. Ardientemente le felicito y anuncio su ascenso". ( N.WM: Estos eran patriotas!!!!) 

Expedición del coronel D. Juan Solá y Chavarría en 1881
·El 20 de mayo de 1881 saldría desde el fuerte de Dragones con una fuerza conformada por 9 oficiales, 50 hombres de tropa y
3 voluntarios, con el objeto de proteger a las colonias y reconocer el centro de la zona comprendida entre el Pilcomayo y el Bermejo y desde allí seguir hasta el puerto de Formosa. A partir del Fortín Belgrano, Solá tomó por la costa este del Bermejo; en el Teuco auxilió al explorador Roldán. Como la expedición se demorara al haberse extraviado tierra adentro, el gobernador del Chaco, coronel Bosch, por orden del presidente Roca dispuso que una comisión de 100 soldados se internara en la selva en su búsqueda. El 3 de setiembre de 1881, sin embargo, el coronel Solá por su cuenta llegaba al obraje formoseño de Herradura, cerca del río Paraguay, con toda su gente, donde fue apoyado por el propio coronel Bosch, que condujo a los expedicionarios hasta Formosa por vla fluvial, en son de triunfo por la brillante etapa cumplida en la unión definitiva de la provincia de Salta con el Litoral. 

Viaje del doctor D. Jules Crevaux 
Fue médico de la Marina francesa; exploró la Guayana Francesa en tres campañas, por lo que recibió la medalla de oro de la Sociedad Geográfica de Francia. Vino al pais en 1881 para explorar los rios del centro de América del Sur, pero se le aconsejó que lo hiciera antes con el Pilcomavo. Ayudada por los gobiernos argentino y boliviano, la expedición, compuesta por gente especializada francesa, más dos marineros argentinos y diez voluntarios que se les unieron en Tarija, alcanzó la localidad de Tello, rancherio toba en el Pilcomayo, el 19 de abril de 1882. Los tobas, simulando buena voluntad, los acompañaron embarcados en canoas hasta Cavallo Remoti, cerca de La Horqueta, donde atacaran y mataron a 12 de los exploradores, a Crevaux inclusive, y tomaron presos a otros dos.