Historia y Arqueologia Marítima   HOME

Ultimo Puerto de Amarre - Lonsdale

 Buque inglés Lonsdale, hecho en 1889, actualmente en Punta Arenas, Chile.

Nave de casco de acero y aparejo de fragata de tres palos, construido en el año 1899 en el astillero Bigger, de Londonderry, Irlanda, para la firma de J. H. Iredale.
Tenía un registro de 1.889 toneladas.
En 1894 fue transferido a la firma de Peter Iredale & Porter.
En viaje de Hamburgo a Mazatlán, se incendió en Puerto Stanley el 6 de octubre de 1909 y tuvo que ser hundida para apagar el fuego.
Adquirida por un comerciante de Punta Arenas quien la volvió a vender a la firma Braun & Blanchard, del mismo puerto, como pontón lanero para utilizarlo en Punta Arenas, hasta que fue vendida para desguace.
La proa con el bauprés y un tramo de la quilla son sus únicos restos.
Están ubicados en la playa frente al antiguo club de tiro Almirante Señoret, en Punta Arenas y están considerados Reliquia Histórica.
Informacion provista por Miguel Angel Galdeano

Sobre la recientemente pavimentada Avenida Costanera de la ciudad chilena de Punta Arenas y a pocas cuadras del centro de la misma,  hay dos maltratados carteles que avisan al viajero sobre la existencia, justo debajo de la barranca que da al Estrecho de Magallanes, de los restos de lo que fuera un hermoso clipper de hierro de aparejo completo.

 

 

He visitado los restos del Lonsdale numerosas veces, y nunca puedo escapar a la penosa sensación que me producen esos restos en franca desintegración. De reyes de los mares durante la corta etapa de la época dorada de la navegación oceánica a vela, no menos de 14 de estas maravillas del ingenio humano terminaron su vida en las cercanías de Punta Arenas. No es extraño, ya que durante muchos años la travesía obligada o por el Cabo de Hornos o por el Estrecho de Magallanes las terribles condiciones de la mar dejaron a muchos veleros fuera de aptitud para continuar navegando. El seguro pagaba y el pecio quedaba en el lugar para iniciar una lenta desintegración.

Los veleros de hierro eran generalmente objeto de desguaces para aprovechar un bien escaso, y el Lonsdale no fue la excepción pero en su caso por razones que no pude averiguar el proceso quedó a mitad de camino. Como se ve en las imágenes se salvó toda la proa, parte de la popa y la zona de quilla y cuadernas inferiores. Dentro del casco hay un objeto cilíndrico parecido a una caldera pero no puede ser de ese barco. El aparejo desapareció casi por completo excepto el bauprés, cadenas y anclas.

Como se encuentra a pocos metros de la playa cualquiera abordar impunemente  a depredar a pesar de que uno de los carteles que menciono arriba advierte que se trata de una reliquia histórica. Desde la última vez que estuve ya falta todo el nombre del barco sobre las amuras.

Un detalle que me llamó poderosamente la atención y que nunca había observado antes es la máquina del timón. En mi memoria reciente tenía la imágen de una máquina igual instalada en el pecio de Punta Ameghino en Península Valdes. Un detalle muy importante para investigar quedó como objetivo!

Del relato de viaje de Guido Seidel en HyAM News No 02/2005.