Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice  Informacion Historica

ACTIVIDADES MARITIMAS EN LA PATAGONIA DURANTE LOS SIGLOS XVII Y XVIII

1790 - Actividades jurisdiccionales de las autoridades virreinales del Río de la Plata


INSTRUCCIONES DADAS A CLAIRAC:

Por los años de 1789 y 90 nuevas expediciones marítimas preocupan la atención de las autoridades del virreynato. Nos referimos, en primer término, a la confiada al capitán de fragata don Ramón de Clairiac (1) a raíz de la denuncia hecha por él de la existencia de establecimientos ingleses en algunos puertos de la costa patagónica, islas Malvinas y de los Estados, noticias que, por otro conducto también conocía el virrey según sus propias manifestaciones.

Las instrucciones que en fecha 21 de febrero de 1789 se le dieron, establecen, en efecto, que deberá "recorrer los puertos y calas indicadas y entrando en parajes que encuentre establecimiento hará requerimientos como sorprendido de él sobre la intrusión en los Dominios de S. M. contra la buena fe de los Tratados y la armonía que subsiste entre las dos naciones protestándoles sobre su contravención y a fin de enterarse de la entidad del Establecimiento en número de gentes y extensión de fortificaciones, pretextará como forzosa su detención algún tiempo".

Por ellas sabemos también que indios del establecimiento del Río Negro, afirmaban que en el verano de 1787 había entrado a Santa Cruz una fragata cuya gente trató con ellos y según se explicaron les dió sables grandes, ollas, bayetas y abalorios, ofreciéndoles volver para poblar dichas tierras aconsejándolos según se les ha comprehendido  que a los castellanos cortar pescuezo: lo que es muy conveniente calificar etc.

"Como todas esas operaciones — agregan las instrucciones — se dirigen al descubrimiento de los perjuicios que pueden haber o intentarse, desde que se reconozca alguno efectivo debe cesarse en los exámenes de otros que no sean factibles sin atrasar el remedio, importando entonces con preferencia la noticia de los que se hubiesen verificado con segura inspección y lo más circunstanciada ."

Para el logro de este cometido salieron la corbeta Infanta Elena del mando de Clairac, jefe superior del convoy, y los bergantines Belén y "Carmen y Animas mandados, respectivamente, por los pilotos Diego Villegas y José de la Peña.

No conocemos el parte de la presente comisión, elevado por el capitán Clairac con carta fecha 20 de abril, pero sí, los principales acaecimientos de tal viaje por relatos accidentales de Peña que establecen que, a su llegada a Deseado, encontraron una fragata inglesa dedicada a la pesca de lobos marinos cuyas construcciones y demás enseres quemaron y arrasaron. Durante su estada en estas inmediaciones el piloto Villegas levantó un plano del fondeadero de Deseado y Peña otro del Cabo e Isla de los Reyes (Pengüin y costa que se le opone) cuyas copias obran en la colección de cartas de nuestro Servicio Hidrográfico catalogadas con los números 55 y 59, respectivamente.

Si las instrucciones del virrey posteriormente se cumplieron, los bergantines debieron cruzar por las inmediaciones de donde se suponía estaba la isla Pepis continuando Clairac a puerto Soledad (Malvinas) para hacerse cargo de su puesto de gobernador despachando al teniente de de navio Pedro de Mesa entonces allá.

INSTRUCCIONES DADAS A MESA

Lo cierto es que, en agosto de 1789, el virrey de Loreto entregaba al teniente recientemente nombrado instrucciones para un nuevo viaje. Era su principal objetivo "desalojar cualquier buque extranjero, empleados o abrigados en ellos y examinar si había en los mismos algunos establecimientos, o indicios de intentarse, cuya diligencia limitó — Clairac — al Puerto Deseado por haber perdido en él la lancha de la corbeta de su mando .

Para esta expedición dispúsose el alistamiento de la corbeta "San Gil" y dos bergantines. El cambio de notas y aclaraciones a que este alistamiento dio lugar, nos enteran de la actitud de las autoridades españolas con respecto a los ingleses "únicos que frecuentan estos mares'' al decir de Mesa. Consultado el virrey por este jefe si bastará no habiendo testigos destruir y arrasar, recoger o quemar quanto encuentre contesto: V.m. se hace cargo de que en tal caso conviene proceder a destruir e inutilizar cuanto se encuentre sin suspender la comisión y dar de ello cuenta por medio de uno de los bergantines continuando los reconocimientos con el otro y la corbeta .

Referente a la pregunta "sobre si deben tener lugar dicha destrucción e inutilización de lo que se encuentre construido o acopiado cuando aunque haya testigos sean meramente indios prevengo a V.m. que por estos no deben suspenderse tan importantes diligencias .

Este viaje, en realidad, no se realizó debido a la llegada de la expedición de Malaspina a quien se le encomendó la ejecución. Existe sí, un parte de este oficial referente a actividades similares realizadas en Malvinas que nada tienen que ver con esta proyectada comisión.

ANTECEDENTES RELATIVOS A SANGUINETO

A fines de 1790 se dieron asimismo órdenes para un reconocimiento a Tierra del Fuego hasta Cabo Hornos cuya realización no estamos, hasta el momento, en condición de afirmar, constandonos tan solo que las instrucciones preparadas para su jefe, el teniente de navio Pedro Sanguineto, le fueron entregadas al teniente Elizalde como en su oportunidad veremos. Lo que en cambio resulta de meridiana claridad es :

1). Que las autoridades coloniales del Río de la Plata mantuvieron, en forma inequívoca, el dominio de las tierras atlánticas australes hasta Cabo de Hornos.
2). Que los buques ingleses que actuaron en esas aguas fueron mirados por los españoles como intrusos indeseables.
3). Que además de los levantamientos hidrográficos y fracasados los intentos de colonización patagónica, que en capítulos anteriores hemos destacado, reapareció una finalidad política tendiente a mantener la unidad colonial del virreinato en lugares más tarde controvertidos por Chile.

(1) Una noticia sobre este jefe se dará a conocer en la colección de biografías preparada para nuestro Servicio Hidrográfico.

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar