Historia y Arqueologia Marítima HOME

LOS ARQUEÓLOGOS DE PATAS DE RANA

Marc-André Bernier con la colaboración de Robert Grenier -Ilustraciones Geneviève Després

10 - Historia de un Naufragio

En  cuáles circunstancias este buque se hundió en el fondo de la Bahía? A la luz de nuestros descubrimientos, este es un escenario posible.

Fin del otoño: la temporada de caza llega a su fin en Labrador. Mientras que algunos hombres quitan la grasa de una última ballena, otros cargan los barriles a bordo de los barcos. Algunos balleneros ya han dejado la bahía, con sus calas llenas de su preciado botín, pero muchos aún están anclados. El tiempo apremia ya que las tempestades se suceden más y más frecuentes. Y aquí hay otra que se está acercando...

Anclados al abrigo de la Isla de Saddle, los navíos están al abrigo de los vientos muy fuertes. Pero las ráfagas que vienen de tierra agrandan las olas de la bahía y se proyectan con fuerza sobre los barcos y tiran con todas sus fuerzas sobre los cables del ancla. Estirado a su extremo, uno de ellos se rompe! Sin poder hacer nada, los Vascos ven cómo el buque deriva hacia la Isla de Saddle, con una chalupa atada a estribor. Pero el ballenero no llega a la Isla, su quilla roza el fondo y el agua glacial entra en sus flancos. Herido, el barco se hunde rápidamente y se asienta en el fondo. Sólo los mástiles y parte superior de popa se ven sobre la superficie.

Una vez pasada la tempestad, los Vascos entran en el castillo de popa pero las olas no les dejan hacer más. Podremos abrir las bodegas para sacar las preciosas barricas? No! debemos partir antes que el invierno aprisione a los navíos en sus garras. Los marineros huérfanos de buque son  dispersados entre los otros balleneros; la travesía será dura ya que deberán  distribuír sus víveres...

A su retorno el verano siguiente, los Vascos usarán grampines para atarlos a la cubierta del buque hundido y a los buques en superficie. Una vez que la marea los eleve entonces arrancarán la cubierta principal. Los barriles cargados suben entonces a la superficie donde los Vascos los recuperan. Atacan con ésto el primer puente, pero no pueden sacar los barriles que están en las cubiertas inferiores. Todos estos trabajos debilitan al barco; los maderos de su casco terminan de caer al fondo del mar, donde quedarán como las páginas de un libro abierto.

Los años pasan. Los restos del navío desaparecen poco a poco debajo de los sedimentos. Los decenios se suceden. Ninguna persona viene a cazar ballenas a Red Bay. La historia del buque se pierde de la memoria de los hombres. Hasta que una historiadora se interesa por los archivos Vascos...

400 años bajo el agua

Un barco de madera que se hunde en aguas poco profundas no tiene chances de atravesar los siglos. Las olas y los hielos lo destruyen y dispersan sus restos. En aguas profundas, por contrario, las chances de conservación del pecio aumentan.

El buque normalmente se recuesta sobre un costado, que queda protegido de los organismos marinos. El otro costado, por el contrario, es muy atacado por los teredos,  moluscos de aguas saladas que se nutren de madera. El navío de Red Bay es un caso excepcional, ya que su casco se recostó derecho en el fondo y fué rápidamente recubierto por los sedimentos, que lo protegieron de los Teredos.

 

 

Cordaje de más de 400 años de antigüedad, bien conservado, fué descubierto sobre el pecio.

 

A Capitulos  0   1    2    3    4           8    9    11    12    13    14   15    16