Historia y Arqueologia Marítima HOME

 

LOS ARQUEÓLOGOS DE PATAS DE RANA

Marc-André Bernier con la colaboración de Robert Grenier -Ilustraciones Geneviève Després

12 - Un Navío Híbrido

Mi profesor de arqueología decía:"Por cada día de trabajo en un sitio, tu deberás pasar por lo menos tres días en estudiar los resultados". Tenía razón.

Ya hace más de dos años que el trabajo de Red Bay fué terminado. Pero el análisis de la información recobrada sigue hoy en día. El ballenero vasco descubierto en el agua helada de Labrador es un descubrimiento muy importante. Es uno de los elementos que ayudan a nuestra comprensión de la historia de la construcción naval en la época de los grandes descubrimientos. He aquí porqué.

Las dos partes principales de un barco son el casco y las cuadernas. Las cuadernas son las costillas curvadas que forman los costados del buque, un poco como las costillas forman nuestra caja torácica. En cuanto al casco, es la "piel" del barco; en esa época, se hacían de planchas de madera. En los primeros tiempos, los navíos se construían según el método del ensamblar primero el casco: ponían a bordo las planchas del casco primero. Luego las cuadernas se colocaban en el interior del barco para reforzar el total. El método del casco primero era muy caro y limitaba el tamaño del buque.

Al principio del Siglo XVI, el descubrimiento del Nuevo Mundo hizo necesario la construcción de buques mucho más grandes, capaces de afrontar los rigores del Atlántico. Fué entonces desarrollado un nuevo método de construcción.. Se colocaba primero el esqueleto del barco (las cuadernas) para luego colocar la piel: las planchas del casco. Este método permitió construir más rápidamente buques mucho más grandes.

Luego del trabajo de Red Bay, aprendimos bien éstas técnicas de construcción. Al contrario, ignoramos cómo los arquitectos navales de la época pasaron del método anterior al nuevo. Creemos que esta transición ocurrió durante el curso del siglo 16.

El buque de Red Bay marca una etapa crucial en esta evolución. Su casco y su estructura fueron construídos simultáneamente. Es por lo tanto un buque híbrido, que tiene las características de ambos métodos de construcción naval. Es uno de los ejemplos mejor conservados de esta evolución, por ello es precioso.

Una maqueta para viajar en el tiempo

Sin la maqueta, nunca hubiéramos podido conseguir tanta información. La fabricación de la misma nos remontó 400 años hacia el pasado. Nos dió la impresión de retroceder en el tiempo de los arquitectos navales de la época, de tener sus mismos interrogantes, dudas y certezas de esos pioneros.

Gracias a esta maqueta, hemos percibido algunos de los secretos de los constructores de los barcos Vascos, quizás los mejores del mundo en esa época. Pero quedan todavía muchos misterios a esclarecer.

Otro buque del Siglo XVI

El trabajo de Red Bay ha enriquecido notablemente nuestro conocimiento de la arquitectura naval del siglo XVI. Nuestro equipo ha logrado también reproducir otro barco de la época, del tipo de la Gran Hermine, el navío sobre el cual Jacques Cartier exploró Canadá en 1534.

 

Esta ilustración, sacada del Atlas de Colbert (1670) muestra el astillero naval de Toulon, en Francia. Las técnicas de construcción, heredadas del siglo XVI, son similares a las Vascas. Los obreros están colocando el "étambot", la pieza que prolonga verticalmente a la quilla en la popa. Probablemente fijarán al étambot las piezas que conforman el esqueleto, que se ven detrás del barco.

A Capitulos  0   1    2    3    4           8    9    10    11    13    14   15    16