Historia y Arqueología Marítima
HOME

BEEFEATER II

VOLVER

Imagen:

 

Velero catamarán de bandera británica.

Al mando del Capitán Clay Blyth intentó romper el récord de velocidad del trayecto de Nueva York a San Francisco (32.000 millas), establecido por el Capitán Creesy a bordo del FLYING CLOUD.

Este clíper norteamericano tenía el récord del trayecto de 89 días y 8 horas efectuado en el año 1894.

El 8 de Noviembre de 1984 en la posición 56° 13’ S y 068° 40’ W, la violencia de un temporal hizo que el catamarán diera una vuelta campana quedando el capitán y su compañero Eric Blum atrapados en su interior, de donde lograron escapar practicando una abertura en el casco.

La señal de auxilio emitida por una radio baliza fue captada en Tolouse, Francia y retransmitida a todas las naves y estaciones de socorro cercanas.

El pesquero factoría KIRISHIMA, de bandera chilena acudió al lugar y logro rescatar a los dos náufragos 19 horas después de haber sido lanzado el S. O. S.

Los náufragos fueron luego transbordados a helicópteros chilenos y llevados a tierra firme.

El KIRISHIMA resultó averiado por las bruscas maniobras  y se dirigió a Punta Arenas a reparar una vía de agua en la bodega de popa.

Clay Blith volvió a intentar el cruce en el año 1988, logrando establecer un nuevo récord de 80 días.

 

 

 

Bitish sailing ship with double hull. (Catamaran)

In 1894 the American wooden clipper ship FLYING CLOUD, Captain Cressy, stablished a record of eighty nine days and eight hours for the 32.000 nautic miles trip from New York to San Francisco.

In 1984 Captain Clay Blyth tryed to stablish a new record with the speciacilly designed BEEFEATER II

1984-11-08: The catamaran turned turtle at 56º 13' S & 068º 40' W during a violent squall. Both the captain and his mate Eric Blum were trapped inside the hull. They got out through a hole made in the hull.

The radio beacon distress signal was heard at Toulouse, France and retransmited to all the nearby ships.

The Chilean fishing stern trawler KIRISHIMA  rescued them nineteen hours later. Then they were taken by helicopter to the mainland.

The KIRISHIMA suffered bad during the struggle and had to go to Punta Arenas to made some repairs.

Clay Blith succeded in his effort, and in 1988 stablished a new record of eighty days.

 

Carlos J. Mey / Miguel A. Galdeano

Este sitio es publicado por la Fundación HISTARMAR - Argentina

Dirección de e-mail: info@histarmar.com.ar