Historia y Arqueología Marítima  
HOME

FORTUNA

ÍNDICE NAUFRAGIOS Pcia BsAs

 

 

El yate Fortuna de la Escuela Naval Militar encalló aproximadamente a cuatro kilómetros al norte del faro de Punta Médanos, en circunstancias de participar en la regata Buenos Aires Mar del Plata Montevideo organizada por el Yacht Club Argentino que se inició el 1º de marzo de 1957 con la competencia de veintiséis yates.

El Fortuna de 19,31 metros de eslora; 4,32 metros de manga y 2,36 metros de calado, contaba en esa oportunidad con los siguientes tripulantes, capitán Efraín Ledesma, Ricardo Frigerio Miró, Luis M. Palacios Córdoba, Niceto E. Ayerra, Tulio C. Loza, Roberto Moya, Máximo Rivero Kelly, Pedro Sisti, Adolfo Vozza, Joaquín de los Santos, Jorge O. Troitiño, Milcíades Espoz, Santiago Ferrer y Tomás Reynoso.

De acuerdo al anuncio y seguimiento de la competencia el diario Clarín del día 3 de marzo publicó:

“Cuando punteaba por tiempo varó el Fortuna”.

“Finaliza hoy la Regata a Mar del Plata”.

“Informaciones llegadas alrededor de las 23 hicieron saber que el yate Fortuna había varado a la altura de Punta Médanos.

Desde Mar del Plata y Río Santiago salió de inmediato ayuda a dicha embarcación”.


Los Sres. Pedro Sisti y Máximo Rivero Kelly con quienes tuve la posibilidad de evocar este hecho, me comentaron que en Punta Médanos hay un paso entre la costa y un banco de arena chico, si se pasa fuera del mismo en una regata se pierde tiempo y fue en esa circunstancia que el yate al pasar cercano a la costa rompió el tangón, tocó un lomo de arena y encalló.

El pedido de auxilio fue contestado por el yate Juana también de la Escuela Naval Militar y tal como expresó emotivamente el diario Clarín del martes 5 de marzo:

“..uniéndose a su suerte en un hermoso gesto de solidaridad, el Juana, cuyo timonel el Capitán de Corbeta Sr. Atilio Porreti, junto con toda la tripulación, decidieron quedarse junto a sus camaradas”.

En uno de mis viajes mensuales a Mar del Plata pude encontrar al Capitán Porretti con quien mantuve interesantes charlas, además siete años antes él mismo, interviniendo en la regata Buenos Aires Río de Janeiro debió abandonar cuando estaba haciendo una muy buena regata y entrar a puerto con un aparejo improvisado en el mar.


Sin embargo, considerando que la tripulación no estaba expuesta a un peligro inminente, por la oscuridad y peligrosidad de la zona se decidió esperar al día siguiente. Mientras tanto la dotación del Fortuna comenzó a armar un encadenado alrededor del casco pasándolo por la roda y el codaste para sujetar a él los cables y poder ser remolcados.

En el rescate prestaron ayuda los tripulantes de la lancha pesquera Eusonia y el remolcador de mar Diaguita que junto con el Yamana estaban allí desde el día anterior.

En los dos primeros intentos de rescate los cables de remolque se cortaron y fue en el tercer intento que el Fortuna pudo zafar de la encalladura.

El remolque fue por la popa y mar adentro, aprovechando que se soltó el cable, lo engancharon por la proa.

En esa operación según el testimonio del Sr. Sisti, el yate se aproximó hasta tocar el casco del Diaguita, pero no hubo averías como tampoco a consecuencia de la encalladura temporaria.


La prueba se inició con un total de veinticuatro embarcaciones adjudicándose el primer puesto el Rocket y quedando en séptimo lugar el yate Fortuna tal como se publicó en los diarios el sábado 9 de marzo.

Nota: Este articulo, resumen de parte del libro, nos fue envido por su autora, Adriana Pisani a quien agradecemos muchisimo.

 

 

 

 

Carlos J. Mey / Miguel A. Galdeano

Este sitio es publicado por la Fundación HISTARMAR - Argentina

Dirección de e-mail: info@histarmar.com.ar