Historia y Arqueología Marítima
HOME

CARLOS ÁLVAREZ

VOLVER

Imagen:

 

Buque pesquero argentino de casco de acero construido en el año 1988 en el astillero Hermanos Barreras de Vigo, España (casco № 1513) para la empresa española Álvarez Castellanos S. A.

Sus dimensiones en metros eran: 40,50 x 9,50 x 6,40 y un registro grueso de 470 toneladas.

En el año 1992 fue incorporado a la empresa Cabo Peñas S. A. y posteriormente a Hispargen S. A., ambas subsidiarias de la empresa para la que fue construido.

Esta nave estaba dedicada a la pesca de langostinos operando con base en Puerto Madryn y llevaba en ese momento treinta tripulantes de los cuales dos perdieron la vida.

Al mando del Capitán Miguel Buenaga mientras operaba en el Golfo de San Jorge sufrió un incendio que dejo a la nave sin propulsión ni comando en la madrugada del día 11 de agosto de 2006.

Naufragó el día 12 de agosto mientras era remolcado hacia Caleta Olivia, Santa Cruz.

El casco quedó en la posición 46° 25’ 22” S y 066° 45’ 22¨ W.

Fue confirmada la desaparición de dos tripulantes. Los 28 sobrevivientes no presentaron lesiones y guardaron silencio

El pesquero 'Carlos Alvarez' se hundió a pocas millas del puerto

Caleta Olivia, (Agencia).- Consternados por la situación que habían vivido y con evidentes signos de cansancio, arribaron a esta ciudad los 28 sobrevivientes del buque pesquero 'Carlos Alvarez' que sufrió un siniestro en alta mar, y se hundió a pocas millas del Puerto Caleta Paula cuando era remolcado por otra embarcación de la misma empresa armadora, Conarpesa, más precisamente el “Fernando Alvarez”.

“Era como una gran mano que te agarraba del cuello y no te permitía respirar”, fue el relato de uno de los tripulantes del buque pesquero “Carlos Alvarez”, una vez que pisaron suelo firme, aunque la gran mayoría prefirió guardar silencio por cuestiones judiciales y hasta tanto se les tome declaración en sede de la Prefectura Naval Argentina.

Fue confirmada la desaparición de Sergio Araya y Gustavo Vitale, oriundos los dos de la provincia de Mendoza, que no lograron salir de su camarote, según trascendió.

Se hundió cuando era remolcado a puerto

Pocos minutos antes de las 8 amarró en el Puerto Caleta Paula el buque pesquero “Antonio Alvarez”, el que traía como parte de su tripulación a los 28 sobrevivientes -entre ellos 3 caletenses- del buque que se incendió el jueves por la mañana a unos 160 km. de la costa frente a esta ciudad. Como consecuencia del fuego, y pese a los intentos por lograr que llegue a flote al puerto, según confirmaron fuentes consultadas, finalmente se hundió a unas pocas millas del ingreso a la terminal marítima, exactamente a 50 millas y a 93 metros de profundidad.

Aunque no fue aseverado en forma oficial, debido al secreto de sumario, se supo que el fuego pudo haberse iniciado en una estufa instalada en uno de los camarotes de la embarcación, la cual explotó.

Una vez en el Puerto Caleta Paula se confirmó que ninguno de los tripulantes presentaba lesiones, salvo uno de los hombres que se había lastimado un dedo pero mientras se encontraba trabajando previo al siniestro, aunque igualmente fueron llevados hasta el Hospital Zonal para ser revisados.

Tras el arribo, los trabajadores partieron acompañados por responsables de la empresa Conarpesa, propietaria del buque, y también por el secretario General del SUPIA (Sindicato Unido de la Pesca e Industrias Afines) Ricardo Cardozo, hacia una tienda céntrica donde compraron vestimenta ya que habían perdido todo.

Pese a que prefirieron no hacer declaraciones públicas sobre como se habían desarrollado los hechos que llevaron a la pérdida física de dos de los miembros de la tripulación, se pudo ver a los hombres con evidentes signos de consternación y cansancio. Fuentes consultadas por este diario manifestaron que los dos hombres que perecieron en el siniestro compartían el camarote de cuatro, el cual estaba ubicado justo en frente del recinto donde se inició el fuego.

Una de las posibilidades que se analiza desde la fuerza de Seguridad es efectuar una inspección submarina, en la zona donde se hundió el buque que se dedicaba a la pesca de langostino, con el fin de realizar las pericias en el sector donde se generó el fuego, como así también poder dar con los cuerpos de los marineros desaparecidos. Profesionales consultados al respecto, señalaron que sería casi imposible.

Solidaridad

En su carácter de referente regional del Sindicato de Marineros SUPIA, Ricardo Cardozo, quien fue a recibir al puerto Caleta Paula a los tres marineros oriundos de esta ciudad y acompañó a todos en primera instancia a comprar ropa, luego al Hospital y finalmente a la Prefectura Naval Argentina, manifestó que la única intención del sindicato desde una primera instancia fue prestar colaboración y ser solidarios “con los compañeros que pasaron uno de los peores momentos de su vida”.

El Gran Carlos

Hacía doce días había zarpado del Puerto Caleta Paula y con sus cámaras repletas de langostino porque dicen los que saben hay mucho y de muy buena calidad, el “Carlos Alvarez” no aguantó a flote y finalmente se hundió pese al intenso trabajo de parte de la tripulación del “Fernando Alvarez” por tratar de sofocar el fuego; asimismo se supo que el mismo buque pesquero que ayer se hundió había sido el salvador de pares en otros siniestros.

 

 

 

Argentine stern trawler.

1988: Built by Hermanos Barreras, Vigo (yard nº 1.513) for Alvarez Castellanos S. A., Spain.

40,50 x 9,50 x 6,40 metres; GRT: 470.

1992: Transfered to Cabo Peñas S. A. and later to Hispargen S. A. (Alvarez Castellanos S. A.)

2006: Captain Miguel Buenaga and a crew of 30 men. Sailed from Puerto Madryn for the shrimp campaign in the San Jorge Gulf.

2006: 08-11: Destroyed by fire. Two men lost.

2006-08-12: Sunk while she was towed to Olivia Cove, Santa Cruz. 46º 25' 22" S. & 066º 45' 22" W.

 

Carlos J. Mey / Miguel A. Galdeano

Este sitio es publicado por la Fundación HISTARMAR - Argentina

Dirección de e-mail: info@histarmar.com.ar