Historia y Arqueología Marítima

HOME

EL CASO DEL ANNE MILDRED BROVIG

INDICE ART. REVISTA GUARDACOSTA

Fuente: Revista GUARDACOSTA- N° 17  Año 1968    Autor:

"No decimos que seamos las únicas personas del mundo que hubiéramos podido realizar esa tarea. ¡Por supuesto que no! Pero la hemos hecho. ¡Y de eso estamos orgullosos !" Estas fueron las palabras del Capitán Z. W. S. Moerkerk, Inspector Jefe de Salvataje de la firma W. A. van den Tak's Co., luego del exitoso salvamento del petrolero Anne Mildred Brovig frente a Heligoland. Y todos estamos orgullosos de ello, pues la proeza fue calificada como salvamento "milagroso" por la prensa internacional.

El 20 de febrero de 1966 el petrolero de motor Anne Mildred Brovig (40.915 toneladas de desplazamiento) chocó con el buque a motor inglés "Pentland" a unas 35 millas al oeste de Heligoland. El petrolero estaba en viaje desde el golfo Pérsico hasta Hamburgo, con una carga que consistía en 39 mil toneladas de petróleo crudo. Como resultado del choque y el consiguiente incendio y explosiones en la popa, la nave se hundió de popa en más de 40 metros de agua mientras la proa y el puente se mantenían a flote. El fuego que ardía en la popa se extinguió al hundirse.

El primer equipo de salvamento, que originariamente había aceptado un contrato de no cobrar si no lograba salvar algo, desistió de esos términos cuando no los consideró convenientes. Al hundirse la popa unos 13 metros en el fondo arenoso, se produjo un considerable aumento en la carga y también mucha fricción. Y la Norwegian Underwriters Agency (Aseguradora Noruega), de Rotterdam, estableció contacto con nosotros por cuenta de los propietarios y aseguradores. Examinamos y estudiamos cuidadosamente la situación sobre el terreno.

Los exámenes de los buzos revelaron que el sector de la popa estaba muy dañado por la explosión. Encontraron grandes grietas sobre la cubierta, y el casco de estribor estaba completamente reventado, lo que hacía técnicamente imposible salvar al buque entero con su carga. Para la inspección empleamos el buque de salvamento Bison, después de lo cual fue redactado, analizado y aceptado el esquema de trabajo cuyo objetivo primario debía ser la prevención de contaminar con petróleo las playas y aguas del Mar del Norte, en la medida de lo posible. El planteo fue el siguiente :

• Levantar ambas anclas del petrolero y tomar las medidas para prevenir las fracturas ulteriores de las escotillas de los tanques y los tubos.

• Disponer la descarga del tanque del ala de estribor N° 1, que estaba sobre el agua, y más tarde el tanque lateral N° 2 si eso resultaba posible y necesario después de los cálculos de estabilidad. Digamos, con relación a esto, que el momento crítico, en lo que a estabilidad se refiere, es cuando la parte delantera se separa de la parte de atrás.

• Cortar con soplete o dinamitar para seccionar al buque a la altura del mamparo delantero de las salas de máquinas.  Tan pronto como esté a flote el sector de proa, vaciar la sala de bombas y reparar y nivelar el buque en la medida necesaria.

• Remolcar el buque hasta donde esté a salvo y descargar la carga.

Las operaciones comenzaron el 20 de marzo con los buques de salvamento marino "Bison" y "Bever", y el remolcador "Poolzee" de L. Smit & Co's International Tug Service. Un barco bombeador de petróleo, dos petroleros de cabotaje y un barco con productos químicos para descomponer el petróleo que pudiera contaminar el agua estaban todos comprendidos en el contrato. Lapsos prolongados de muy mal tiempo estorbaron mucho los trabajos. Comenzaron las filtraciones de petróleo por delante y por detrás del puente, a través de las tapas rotas de descarga. Los buzos descubrieron que, como consecuencia del mal tiempo, el Anne Mildred Brovig estaba asentándose cada vez más profundo en la arena, y rompiéndose inmediatamente por delante de las salas de máquinas. Cuando se calmó el viento, hacia el primero de abril, fueron recolocadas las boyas de posición. Sin embargo, el tiempo volvió a descomponerse y el bombeo no pudo comenzar hasta una semana después.

Aunque las operaciones de bombeo debieron ser suspendidas varias veces por las malísimas condiciones del tiempo, fue posible descargar unas 2.000 toneladas aproximadamente del tanque de estribor lateral N° 1, y luego del tanque central Pl a los petroleros de cabotaje. Entretanto tomamos las disposiciones para agregar compresores, explosivos y bombas eléctricas. Luego de montar algunas conexiones de aire en tanques laterales, la posición delantera fue separada de la popa con explosivos. Los explosivos necesarios fueron llevados al lugar del accidente por el buque de salvamento Bruinvisch.

Los cálculos habían indicado que era posible reflotar la porción cargada del petrolero, pero existía también un peligro constante de zozobrar.Después hubo pruebas de compresión de aire en los tanques laterales. Se perdía mucho aire y los operadores de salvamento hicieron todo lo posible para sellar las filtraciones.

Por la mañana del 2 de mayo hubo un movimiento brusco de la parte delantera del petrolero. Se levantó y las cubiertas quedaron sobre el agua. Una extensión de más de 160 metros de la proa y del centro del Anne Mildred Brovig estaban otra vez a flote.

Con los buques de salvamento uno a cada lado, el Anne Mildred Brovig con los tanques bajo presión y bombeando el agua afuera de la sala de bombas, fue remolcado por los remolcadores Poolzee y Holland para ponerlo al sudeste y a sotavento de Heligoland. Allí, protegidos de los vientos del norte y del oeste fue posible alistar mejor la sección rescatada mediante otra descarga de petróleo.

El 8 de mayo este resto que llevaba todavía unas 20.000 toneladas de petróleo abandonaba Heligoland hacia Wilheshafen, remolcado por el Poolzee, el Holland y un remolcador alemán, con la escolta de los buques de salvamento Bever y Bison.

Al día siguiente la flotilla arribó al puerto militar alemán donde el Anne Mildred Brovig quedó fondeado con seguridad en el muelle naval, con ayuda de las autoridades alemanas.

Unos cincuenta días después de comenzar esas operaciones, cincuenta días estorbados por tormentas que soplaban durante semanas enteras, nuestro personal, con equipos muy completos, dio fin a la tarea con felicidad. Y ese buen éxito es algo más que el salvamento de una buena parte de un valioso buque y una no menos valiosa carga. El peligro de que una inmensa corriente de petróleo contaminara las playas de la costa oeste de Dinamarca, el Bight alemán y las islas Frigias fue conjurado. Para nuestro personal significó el fin de una ardua tarea. Para nuestra compañía fue el último capítulo de un salvamento más en el mar. La postdata fue escrita por su Excelencia el Ministro de Transportes de la República Occidental, en una carta a su colega holandés. En esta carta expresaba su admiración y gratitud por el desempeño de nuestra tripulación de salvamento.

I—La profundidad del mar en la posición del "Anne Mildred Brovig" era de unos 40 metros. El petrolero se iba hundiendo lentamente en la arena del fondo.

2. — Finalmente la popa del petrolero Se hundió unos 13 metros bajo el fondo del mar.

3 - El examen de los buzos demostró que el buque se había rajado por la banda de babor y a través de la cubierta principal inmediatamente por delante de la sala de máquinas.

4. — La porción delantera y las salas de máquinas formaban un ángulo de unos 129

5- Después de fuertes temporales que duraron más de una semana el puente quedó destruido y como consecuencia de que muchos de sus fragmentos cayeran sobre la cubierta, se rompieron muchos tubos y bocas de descarga, originando grandes filtraciones de petróleo. Nuestros buzos pudieron parar muchas de esas pérdidas. La escora del buque hacia estribor se hizo muy grande; solo quedaron sobre vi agua el tanque NC 1 de estribor y el tanque JV 1 del centro, y los tanques 1 y 2 de babor. La escora llegó a unos 229, era evidente que seria necesario aligerar al buque a proa para mantenerlo a flote. Después de descargar 2.000 toneladas de petróleo crudo y afirmar las tapas de los tanques, mediante explosivos fueron cortados la banda de estribor y parte de la cubierta principal. De este modo la sala de máquinas que no podía ser salvada, quedó separada del cuerpo principal del petrolero.

6 — Después de llenar 4 tanques con aire y la proa y la bodega delantera con agua, el buque quedó lentamente a flote.

7. — Gradualmente, mejora la posición del petrolero.

8-Las embarcaciones de saIvamento sacan agua por bombas de la sala de máquinas para darle más obra muerta. Mantienen la presión de aire en cuatro tanques.del petrolero 

9-Remolcado hacia Heligoland.

10. —Situación final cuando el petrolero era remolcado de Heligoland a Wihelmshafen.

11. — El "Anne Mildred Brovig remolcado por el río Jade en camino a Wihelmshafen.

  

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar