Historia y Arqueología Marítima

HOME EPISODIOS HISTÓRICOS

A través de las páginas de un Libro de Guardia

INDICE ART. REVISTA GUARDACOSTA

Fuente: Revista GUARDACOSTA- N°   Año 19    Autor:

A lo largo de los límites, a lo ancho del tiempo transcurrido y por obra de los testimonios cotidianos, el Libro de Guardia adquiere un particular sabor, si se lo toma desde el punto de vista histórico. Es cierto que el hombre, que es parte de la historia, no advierte en lo inmediato su inserción sino en lo episódico. Pero nc cabe duda que lo testimonial surge, apenas uno comienza a dar lectura de aquellos libros de guardia que a fines del siglo pasado y comienzos de este siglo, vibran con su fuerza vital.

El texto enunciado a continuación fue extraído del libro N° 300, correspondiente a los años 1893 al 1898 (foja 16-17-18-19-20-21-22-23-24-25) de la entonces Suh-Prefectura de Corrientes.

En la Ciudad de Corrientes á los veinte y siete dias del mes de Agosto de Mil ochocientos noventa y tres y á las 9, ám, se presentó ante esta Sub-Prefectura el Capitán del vapor Nacional "Posadas" Don Pedro N. Antunovich, y espuso lo siguiente: que ampliando la protesta efectuada en Ituzaingó con fecha 19 del corriente sobre la toma del vapor de su mando por fuerzas del Gobierno Provincial de Corrientes viene á esponer lo siguiente:

Que el dia 19 del corriente á las doce y veinte p.m. del mismo dia el capitán bajó á tierra á la Agencia de la Compañía en servicio del buque y que después de media hora fue envitado por el Juez de Paz de esa localidad y el Señor Paulino Láñente á acompañarlo al Juzgado; una vez en él, le fué pedida la entrega del vapor "Posadas" para conducir tropas del Gobierno Provincial á Corrientes y habiéndose negado el Capitán á ello por no tener autorización de la Compañia, mandó inmediatamente, dicho Juez, una/ comisión armada abordo del vapor tomando posesión de el en nombre del Gobierno Provincial de Corrientes y amenazando de muerte á cualquier movimiento que se hiciera sin su orden.

Que á las 8.a.m, del día veinte del corriente principió el embarque de las tropas mandadas por el Coronel Molina, las que se componían de 450 hombres mas ó menos y á más me ordenaron que llevara dos chatas á remolque, ordenando también al remolcador "Freya" siguiera al "Posadas" remolcando también dos chatas. Que á las dos y veinte p.m. del mismo dia estando listos del todo se zarpó con dirección á corrientes debiendo en el trayecto caminar despacio á causa del remolcador "Freya" quien no teniendo prácticos debía seguir de cerca al "Posadas". Que á las seis y media p.m. se llegó á Itá-Ibaté y por orden del Coronel Molina se fondeó toda la noche; al dia siguiente veinte y uno como á las ocho a.m. llegaron las fuerzas de San Antonio de Itatí compuesto de 150 hombres mas ó menos al mando del Juez de Paz Paniagua, habiendo este recibido orden del Coronel Molina de embarcarse, lo efectuó haciéndolo en una chata que también tomé á remolque saliendo de este puerto con todos los remolques y el vaporcito á las 10 y 20 á.m.

En vista de la demora que ocasionaba el "Freya" por su poca marcha, me ordenaron que recibiera la poca gente que llevaba dicho vaporcito á mí bordo, lo que efectué y una vez terminado despacharon el vaporcito citado. Que se llegó á Itatí á las 5 y 5 minutos p.m. desembarcándose un Gefe para dar aviso á Corrientes de algo que le interesaría; que veinte minutos después me ordenaron me pusiera en marcha llegando al Paso de la Patria á las 7 y media p.m. donde se acercó un bote abordo y puesto al habla con Paulino de la Fuente le aviso que en ese punto se encontraba el Señor Gobernador Echavarria con sus Ministros y todas las tropas de Corrientes; el Señor de la Fuente después de haber bajado á tierra y conferenciado con el Señor Gobernador volvió abordo ordenando volver con el buque de mí mando y las remolques nuevamente a Itatí á cuyo punto se llegó el dia 22 á las 2.10 ám. se dio orden de fondear.

A las 11.ám del mismo dia pregunte al Señor Gobernador Echavarria y al Señor Senador Nacional Juan R. Vidal sí estaba libre el buque de mi mando, á lo que contestaron aquellos Señores que tan pronto llegaran las fuerzas de Nuñez del Paso de la Patria tendríamos que salir con ellas para Ituzaingó.

A las 7.35 p.m. del mismo dia me dan orden de salir embarcándose el Señor Gobernador Echavarria, el Señor Ministro Provincial Dr. Peluffo, los diputados Provinciales, Vera, Salazar, Toledo, Corrido y otros, y el Senador Nacional Dr. Juan R. Vidal, á mas 350 ó mas hombres al mando del Coronel Nuñez que con los que ya estaban abordo, dan un total de 900 hombres embarcados, mas ó menos entre el "Posadas" y las chatas. Que á causa de los malos pasos se fondeó en Iribucuá poniéndonos en marcha el dia 23 á las 5,25 á m. para Ituzaingó. A las 11,25 ám. se llegó á Iahapé y por falta de combustible bajó una comisión á tierra á traer leña; saliendo á las 1 1/2 pm, de dicho punto.

A las 4 p.m. se encontró el vapor Nacional "Lucero" de la misma Compañía en el parage denominado Santa Isabel; intimaron al Capitán que fondeara y atracara al vapor de mí mando; hecha esta operación transbordaron del "Posadas" al "Lucero" unos cien hombres mas ó menos armados, y los dos vapores recibimos orden de seguir para Ita-Ibaté, en cuyo puesto fondeamos toda la noche, para hacer provicion de víveres y combustible. En este puerto recibí orden de trasbordar 50 hombres mas al "Lucero" y este vapor de seguir viage aguas arriba lo que hiso mas ó menos á las 3 ó 4 á.m, del dia 24 del corriente.

Que el dia 24 á las 5/2 ám, recibí orden de salir con destino á Ituzaingó en cuyo puerto se llegó y fondeó á las 8,5 minutos p.m. del mismo dia. Que veinte minutos después de fondeado estalló un tubo de la caldera sin causar desgracia personal, para obligando á apagar las fuegas para poder arreglarlo. Que á la madrugada siguiente por medio del "Lucero" se atracó á la Barranca del puerto de Ituzaingó, y cumpliendo como siempre las órdenes del Señor Gobernador Echavarria, Senador Dr. Vidal y Gefe de las fuerzas Coronel Nuñez se desembarcó toda la fuerza desembarcándose también los Señores citados; que una vez terminado el desembarque me obligaron seguir viaje á Corrientes á la mayor brevedad, lo que efectué con dificultad por falta de combustible y por la ausencia del 1er Maquinista á quien el Señor Gobernador Echavarria hiso bajar á Ituzaingó por oponer dificultades á mis órdenes de marcha sobre viage á Corrientes, amenazándome también respecto á la continuación de este viage.

Que llegué á este puerto el dia 26 del corriente á las 10/2 p.m. mas ó menos teniendo el buque alguna aberia causada por los choques que le daban las chatas qué remolcaba, y en completo estado de desorden habiendo sido robada por la tropa una parte de su dotación, como ser ropa blanca, frazadas, colchones, platería etc. Que todas estas órdenes las he cumplido y las ha cumplido mi tripulación bajo amenaza de muerte. Leída que le fué la presente se ratifico y no teniendo más que agregar pide se le dé copia para la formal protesta en prueba de los cual firma en esta Sub Prefectura con los testigos: Don Joaquín Fialo y Don Eulogio Giribaldi, por ante mi.

 

  

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar