Historia y Arqueología Marítima

HOME

NUEVO SISTEMA DE REFLOTAMIENTO

INDICE ART. REVISTA GUARDACOSTA

El remolcador Símson arrastrando al "Octopus" con el casco del Jaco-Mina izado.

 

Fuente: Revista GUARDACOSTA- N° 13  Año 1967       Autor:

El moderno pesquero rastreador "Jaco-Mina" KW 219 de 118 tpb., registrado en el puerto de Katwijk (Holanda), fue construido en el año 1964. Pero poco se sospechaba en el momento de la entrega al armador, que se iría a pique apenas un año después. Durante un temporal, que se desencadenó aquel 24 de julio de 1965 en que el buque fue atropellado por dos enormes rompientes, que causaron una inclinación grande y pocos minutos después su hundimiento. La tripulación fue rescatada por otro pesquero cercano, mientras el "Jaco-Mina" se asentó sobre el fondo del Mar del Norte a 17 metros de profundidad.

Pocos días más tarde, buzos de la empresa de remolques y salvamento "Bureau Wijsmuller N.V." de la ciudad de Ijmuiden, investigaron el casco y los técnicos de salvamento  estudiaron la posibilidad del reflotamiento por intermedio de un novedoso sistema: el uso de poliestireno expandido —o más simple explicado— bolitas de espuma plástica. Inventado por el Sr. Karl Kryer, oriundo de la ciudad de Aarhus (Dinamarca) este sistema causó gran sorpresa en el mundo marítimo, cuando se realizó el reflotamiento del buque danés "El Kuwait", en el puerto de Kuwait (Golfo Arábigo).

El mencionado buque se hundió con su carga de 6.000 corderos, que se ahogaron y cuya descomposición requería urgentes medidas, ya que el mismo se encontraba a sólo 500 metros de la toma de agua de la planta destiladora de agua potable. En el caso del "Jaco-Mina" se trató el primer intento en plena mar y a una profundidad bastante grande.

El buque de salvamento Sepiola efectuando la inyección de los granulos plásticos mediante la fuerte bomba en el centro. Obsérvese las bolsas con el plástico expandido.

El sistema

Nuestros lectores conocen los problemas de salvamentos con aire: se necesita mucha preparación para cerrar las grietas, y una vez cerradas, después de muchos esfuerzos, el aire puede escaparse por agujeros a distintos compartimentos, disturbando los cálculos de los salvadores con todos los problemas inherentes. El uso de "Poliestireno" o "Styropor", conocido producto de una empresa química Alemana, es más fácil. Los granulos (del tamaño de una arveja) compuestos de 98 % de aire encerrado y 2 % de plástico, tiene la gran ventaja de no absorber agua, y formarse una masa compacta, que no se mueve del lugar y que tampoco necesita un casco herméticamente cerrado. El problema es la inyección de los granulos y el escape del agua y aire, que se utilizó para su inyección. Pero eso fue superado, ya que la empresa desarrolló un aparejo para tal fin que posteriormente fue patentado.

Para demostrar su poco peso, algunos marinos soplan los granulos en el aire.

El reflotamiento

Durante el invierno de 1965 a 1966, hombres ranas de los buques de salvamento "Sepiola" y "Octo-pus", ambos de Wijsmuller, cerraron durante los escasos días tranquilos el casco y colocaron el mencionado sistema de inyección. Un hombre rana se atrevió a entrar en el casco para controlar la buena división de los granulos plásticos.

A los efectos de fabricar el plástico expandido, se había instalado en el terreno de la empresa de salvamento una pequeña usina. Allá se usaron sólo 5 tambores de materia prima para hacer 60 m3 de poliestireno expandido, que fue transportado en grandes bolsas al buque donde se efectuaban las operaciones de salvamento. Cuando algunos compartimentos del buque naufragado estaban llenos, los buzos colocaron eslingas al casco y el día 20 de febrero de 1966, el buque de salvamento "Octopus" alzó el "Jaco-Mina" sin muchos esfuerzos, y remolcado por un remolcador de mar, el transporte llegó al día siguiente sin novedad al puerto, donde se depositó el casco recién salvado en una parte poco profunda. Por intermedio de los fuertes guinches del "Octopus" se efectuó el adrizamiento y con bombas potentes se achicó el casco y se quedó a flote. Luego fue entregado a los astilleros donde se hicieron cargo de su reparación.

 
 

 

El convoy compuesto por el "Simpson", arrastrando al "Oc-topus" con el casco del "Jaco Mina" entrando al puerto de Ijmuiden.

El "Jaco Mina" provisoriamente depositado en el puerto, preparándose su adrizamiento.

Terminado el adrizamiento del Jaco-Mina. Obsérvese como se escapa la espuma plástica.

 

  

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar