Historia y Arqueología Marítima

HOME Una valiosa pieza histórica INDICE ART. REVISTA GUARDACOSTA

EL CAÑÓN DE GARIBALDI: Una reliquia histórica. Perteneció a la escuadra corsaria que enfrentó a Brown en aguas del Paraná. La Sociedad Italiana lo entregó en custodia a la Municipalidad de Esquina. (Corrientes)

Fuente: Revista GUARDACOSTA- N°   Año 19    Autor:Juan D. Cafferata Soto

Esquina cuenta con una valiosa reliquia histórica una muestra del pasado argentino y especialmente provincial, que ahora está ubicada frente al Palacio Municipal: un cañón que perteneció a la escuadrilla riverista comandada por Garibaldi derrotada por Brown en Costa Brava.

Según tradición oral, este cañón naval fue recogido hacia fines del siglo pasado en el lugar en que se produjo el combate, y traído a la Sociedad Italiana, donde sirvió para ejecutar las salvas que disparaban los abuelos de muchas familias esquinenses los 20 de setiembre, conmemorando la unidad de la patria lejana.

Más tarde fue depositado en los sótanos de la propiedad y allí lo vimos muchos años en la penumbra, imaginando los combates en los que habrá participado.

Quien escribe esta nota insistió desde hace veinte años para que esta pieza que pertenece a la comunidad esquínense fuera colocada en un lugar en donde las nuevas generaciones la puedan ver, y tener ante sí un testigo elocuente de un pasado de epopeya.

La resolución Municipal y la decisión de la C.D. de la Sociedad Italiana de instalarlo en el lugar en que ahora está, son dignas de elogio y merecen destacarse.

Para los esquinenses y para quienes visitan nuestra ciudad, hacemos ahora esta breve referencia histórica y complementa el comentario y sirve de necesaria explicación para quienes deseen saber el porqué de su ubicación.

Corrían los años en que Corrientes enfrentaba a Rosas. Para prestar ayuda a la provincia salió de Montevideo, a fines de junio de 1842 una flotilla al mando de José Garibaldi, quien ya había luchado- por la República de Río Grande y más tarde sería el héroe de la unidad italiana. Al pasar frente a Martín García se intentó detenerla, pero Garibaldi siguió adelante, mientras que los rosistas creyeron que seguía por el río Uruguay.

Al pasar frente a La Bajada (Paraná) fue cañoneado desde la costa por barcos rosistas, pero consiguió pasar, siguiendo río arriba. Sin embargo, más adelante fue detenido frente a la isla Costa Brava, en el límite entre Corrientes y Entre Ríos, por la gran bajante del Paraná. Allí lo alcanzó el almirante Brown, quien venía en su persecución con seis barcos desde Buenos Aires (al pasar por Paraná debió abandonar la capitana), más 5 de las escuadrillas de Juan Francisco Seguí que se unieron en ese lugar.

Garibaldi contaba con un bergantín, una goleta y un transporte, a los que se agregaron tres lanchas y una balandra tripuladas por 60 hombres, enviados por el gobernador Ferré en su ayuda.

Al verse imposibilitado de remontar el río, Garibaldi ordenó desembarcar y fortificarse en Costa Brava. Brown llegó al lugar el 15 de agosto y desde ese momento se enfrentaron en violento combate. Garibaldi incendió sus barcos y los lanzó contra los de Brown, quien consiguió eludir la embestida. La lucha se prolongó en tierra y se decidió finalmente en favor de las tropas de Buenos Aires. Pero el gran irlandés, que sabía reconocer el valor y el heroísmo, ordenó que no se persiguiera a los vencidos en esta guerra entre hermanos.

Pudo así Garibaldi cruzar las islas y llegar a Esquina, en donde se alojó en la estancia del coronel Cecilio Carreras, en Guayquiraró, desde donde partió primero para el Paiubre y luego regresó a Montevideo. Los correntinos, al mando del teniente Alberto Villegas, pudieron escapar gracias al gran reconocimiento de los riachos del Paraná, ya que Brown dominaba el paso principal del río.

Hasta aquí los antecedentes de nuestro cañón naval. De ahora en más, los esquinenses podremos explicar a los que nos visitan el porqué está allí ubicado, y porqué puede servir para revitalizar nuestro amor por un pasado lleno de heroísmo y defensa del federalismo y de las libertades individuales, en una recuperación de los verdaderos valores que alimentaron los corazones de nuestros antepasados y debe renovarse cada día en nosotros, para que podamos retomar el camino de la grandeza argentina.

  

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar