Historia y Arqueología Marítima

HOME

Puerto de Buenos Aires

PUERTO MADERO - 1887 - 1910

Indice Puertos

Texto de Buenos Aires - Puerto 1887-1991/IPU Inventario de Patrimonio Urbano.

1861-1884 1887-1910 Fotos 1910 Fotos 1920 Fotos 1934-37
Postales Edificios Sistema Hidraulico    

 

Construccion de Puerto Madero, fotografía de Darsena Norte, a la izquierda gasómetro de la Compañía Primitiva de Gas y parte del antiguo Hotel de Inmigrantes., foto de 1890.

En un plazo de tiempo relativamente corto se inauguraba la primera sección del nuevo puerto (28/1/1889) y prácticamente se completó la infraestructura con la inauguración de los diques de carena de la Dársena Norte en 1897, aunque no estuvieron totalmente acabadas las obras hasta un año después, el 31 de marzo de 1898.

El "Regina Margherita" de bandera italiana, con cuya entrada a uno de los Diques de Carena de Dársena Norte queda inaugurado simbólicamente el 11 de Junio de 1897.

"Fue aquel un acontecimiento importante en la vida de la ciudad. El tiempo quiso asociarse al regocijo popular, pues fue el 28 de enero un día luminoso y de agradable temperatura estival. La mayor parte de la población estaba ansiosa por concurrir a la ceremonia y desde mucho antes de la hora fijada se veían grupos alegres y jubilosos en dirección a la zona portuaria. Allí pudieron ver, muchos por primera vez y todos con asombro, el espectáculo, novedoso para la ciudad, de los grandes transatlánticos, sólo conocidos por fotografías, atracados a los muelles de la dársena. El aspecto de los barcos empavesados, enarbolando banderas de países amigos, daba al puerto un aspecto feérico, y las enormes moles de sus cascos de acero atracados en los muelles les hicieron comprender a todos la magnitud e importancia de la obra realizada.

Estos barcos habían surcado por primera vez el nuevo canal sin inconveniente alguno, a través de aquella playa, antes barrera infranqueable, y habían podido maniobrar con facilidad dentro de la dársena donde ahora estaban atracados. Las caravanas de público afluían a la zona portuaria y se diseminaban en grupos que ocupaban los muelles, barcos y trenes de trabajo estacionados, llenando los espacios libres y los sitios adonde habían sido especialmente invitados.

Parecía como el despertar de una ciudad, por tanto tiempo dormida en relación a la vida internacional. Sobre el primer tramo del muelle interno  de la dársena estaba amarrado el mayor buque de guerra de la Armada, el Almirante Brown, a bordo del cual se celebraría la ceremonia oficial. A continuación del Brown y sobre los muelles del costado del río estaban amarrados otros barcos de ultramar, entre ellos el "Orenoque", el "Caxton", el "Prince Paraguay", el "Halankskire", el "Pampa", el "Asiatic" y otros barcos menores y lanchas que se deslizaban por las aguas tranquilas de la dársena.

En la ceremonia presidida por el Dr. Carlos Pellegrini, sería padrino el Presidente de la República Dr. Miguel Juárez Celman, representado por el Dr. Norberto Quirno  Costa y madrina, Doña Carolina Lagos de Pellegrini, esposa del Vicepresidente".

Guillermo Madero

Entrega del Puerto Nacional, posan de Izq a der.: Carlos Saguier, Manuel Guerrico, José Pacheo, Juan Bautista Peña, Ing. Carlos E. Pelegrini, Manuel Josñe de Guerrico, Plácido Bustamante, Dr. Carlos Keen, Dr. Dalmacio Vélez Sarsfield, Domingo Faustino Sarmiento, Martín Piñeyro, Dr. Manuel Quintana, Dr. Vladislao Frías, Dr. Rufnco Varela., Dr. Francisco Alcobendas, Eduardo Madero, Mariano Acosta, R.B.Bell, Juan Frías, John Paudfoot, Dr. Santiago Caceres. (de un óleo existente en el Museo de Lujan).

El modelo de Puerto Madero se basa claramente en el diseño y la estructura de los grandes puertos ingleses de Londres y Liverpool. Para evitar los distintos niveles de las mareas y de las crecidas de los ríos Támesis y Mersey respectivamente, estos puertos se diseñaron con dársenas interiores. Eduardo Madero, bien relacionado con el comercio inglés y asesorado por sus técnicos, proyectó un puerto similar, pero había dos grandes diferencias: su espejo de agua era de superficie inferior y si bien era interior se encontraba en terrenos ganados al río. A principios de siglo quedaba determinado el perfil y crecimiento urbano, interrumpida la relación de la ciudad con el río por muelles perpendiculares y una espalda urbana de docks y depósitos.

La ribera de la ciudad se traslada 1.000 m. río adentro, las grandes extensiones ganadas al río son rellenadas con el material de los dragados y excavaciones realizadas para construir el puerto. Esta nueva pieza urbana entre las actuales avenidas Paseo Colón y Madero tiene un gran valor por estar situada en el área central de la ciudad, razón por la cual su venta solucionaba el costo de la obra del puerto. Estos terrenos fueron vendidos en remate público después de delineadas las calles, plazas, avenidas y reservados los espacios para edificios públicos. Pronto las instalaciones resultan insuficientes y en 1910 se llama a un nuevo concurso para la ampliación del puerto, obra que se lleva a cabo entre 1911, año en que se reorganiza la Dirección Gral. de Puertos, y 1926, según el modelo del Ing. Huergo, con el propósito de desafectar progresivamente el Puerto Madero por sus costos de utilización, dragado, carga y descarga.

"Lentamente, las pensiones baratas, los hoteles de citas y el Parque Japonés, irán extendiéndose a lo largo de esta vía y ocuparán las plantas bajas de los mismos edificios utilizados por los administradores de la factoría. Buenos Aires, como Valparaíso, Shangai o Alejandría, mostrará una fachada en la que los negocios del puerto se enlazan indisolublemente con la vida "canaille". Esta convivencia natural en los mismos lugares estará regulada, sin embargo, por precisas demarcaciones horarias: las mañanas se abrirán con el trajín provocado por el abastecimiento de los bares y los cambalaches heterogéneos de la recova,- el día le pertenecerá a la multitud hormigueante que entra y sale de sus oficinas, la noche, a hombres solitarios en general y marineros en particular, muchas mujeres complacientes y algunos muchachos ambiguos En fin, la vida misma."

Alberto Petrina

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar