Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice 
LOS OBJETOS  DE LA CUEVA LIMA LIMA, ISLA LIVINGSTON, SHETLAND DEL SUR: 

UNA DESCRIPCIÓN Y ANÁLISIS (1995)

Base Material Cultural 1 Material Cultural 2
Descubrimientos previos Conclusiones Bibliografia

DESCUBRIMIENTOS PREVIOS

Los materiales culturales de la cueva Limalima.

Los descubrimientos previos en las islas

 La cueva en cuestión parece haber sido conocida desde siempre y es difícil discutir acerca de quién la “descubrió”. Lo cierto es que en enero de 1959 fueron recolectados objetos de su interior a solicitud del Departamento de Investigación del Foreign Office de Londres por F. O´Gorman, y más tarde hizo lo mismo con varios vidrios de botellas de M.G. White en 1965. Hay que  destacar que todos estos objetos “fueron inadvertidamente arrojados a la basura antes de ser estudiados o restaurados”[i] 

Varios estudios chilenos durante la década de 1980 arrojaron nueva información sobre la isla, aunque no sabemos si incluyeron esta cueva[ii], y en 1985 otra misión chilena encontró un cráneo humano en Cabo Shirreff, el que ya ha sido publicado e identificado como de una mujer de cerca de 21 años posiblemente indígena[iii]. Este descubrimiento dio lugar a muchas hipótesis, entre ellas el que fue parte de la tripulación del San Telmo, o que fue alguno de los indígenas que acompañaron –en forma voluntaria u obligada- a algún otro barco de los muchos que andaban por la zona; esto parece haber sido muy común y, por ejemplo, en la caleta  Shirreff en la temporada 1820/21 se encontraban anclados siete barcos de tres países diferentes, pero el cráneo nunca fue explicado con detalle.

En 1994 y 1995 las misiones antárticas chilenas incorporaron arqueólogos quienes hicieron prospecciones y excavaciones en las islas rey Jorge y Livinston en la primera campaña y en Desolación en la segunda. Los materiales recuperados en dichos trabajos, en particular en la isla Desolación, muestran una amplitud cronológica muy marcada y que hemos fechado entre 1840 y 1900 aproximadamente, aunque existen pipas y botellas que pueden ser anteriores y cercanas a 1810/20. Esto puede deberse a que el sitio encontrado en la playa Cora Cova muestra evidencias de construcciones importantes usadas por mucho tiempo y en un lugar estratégico para fondear barcos, aparentemente muy diferentes a las cuevas estacionales de la isla Livinston. Suponemos que se trata de un lugar de permanencia transitoria de foqueros en un sitio naturalmente resguardado, aunque abierto y en una playa. El sitio debió usarse constantemente a lo largo de los años, lo que explicaría la gran concentración de objetos, su diversidad y su diferencia temporal.

 Acerca de los procesos posdeposicionales

 Pese al hecho de que la cueva no fue estudiada por arqueólogos y que desconocemos la información necesaria para evaluar los procesos de modificación que debieron ocurrir desde el inicio del proceso de depósito hasta la actualidad, establecemos como hipótesis la baja movilidad y alteración del sitio. Esto se hace sobre la base de las siguientes consideraciones: la cueva está ubicada en un sitio muy alejado de posibles lugares de amarre de naves de cualquier tipo; por su ubicación de forma tal que no es claramente visible desde mediana distancia, y por la falta de evidencias de más ocupaciones humanas: muy pocos materiales del siglo XIX tardío y una única boya del siglo XX. Según la bibliografía, las recolecciones de “curiosidades” hecha por los ingleses en 1959 y 1965 no fueron más que eso, y por lo visto se limitaron a los objetos más obvios y enteros, a fotografiar y a mapear la cueva.

Otras alteraciones pueden ser pensadas: los derrumbes de piedras del techo parecen comunes dado lo informado  por los descubridores, y todo el interior estaba cubierto con guano de aves marinas, incluyendo al menos un nido en el punto 3. Este tema solo podrá ser dilucidado en futuros trabajos, ya que es básico para cualquier interpretación. Esto determina que hayamos planteado como altamente hipotética la reconstrucción espacial-temporal presentada.

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar