Historia y Arqueologia Marítima

HOME                                                                         Un viaje a la Antártida                             Volver a Indice Antártida

Snow Hill y Punta Pingüino

Articulo y fotos de Carlos Mey

Sábado 18 de Febrero de 1989.

A la mañaña visitaremos la cabaña de Nordenskjöld en Snow Hill o Colina Nevada. Hace casi 100 años quedo varado por dos temporadas al hundirse su buque Antartic. Se puede ver esto en esta web en Antarctic. Nos llevan luego a Punta Pingüino donde otro grupo de ese mismo buque inverno comiendo sólo pingüinos, estaban muy cerca unos de otros pero no se podian comunicar.

 

La mañana siguiente amanece lindisima, con pleno sol, pero el hielo está sólido, ya se producen esculturas por la presion del mismo. Encontramos un canal libre al fin, pero solo para regresar a Marambio.
Volvemos muy despacio, ahora se ve la isla con el cono bien claro. Atrás queda James Ross con los cientificos.
Marambio a la vista. Volamos a Snow Hill o Cerro Nevado, el 90% de la isla está cubierta por una enorme capa de nieve a veces es dificil distinguirla entre el hielo del mar y el cielo.
Volamos sobre la parte descubierta. Ahora pasamos el cerro y al otro lado esta la cabaña de Nordenskjöld, es un puntito abajo a la derecha.
Aca marco la cabaña, entre el glaciar y la montaña. Nos bajan en la playa y hay que subir hasta la cabaña.
Hielos marinos de agua salada, los pruebo y son muy salados. el fondo de la bahia es de barro. Subiendo a la cabaña, esta elevada para evotarla mareas altas.
Buscando fósiles y piedras interesantes, hay concreciones por todos lados, parecen poedras de boleadoras por lo redondas, cada uno se forma alrededor de algun fósil, a veces diminutos. Con los bolsillos llenos de piedras, comentando los hallazgos. Luego nos enteramos que no se puede sacar ningun material de Antartida a menos que sea para propositos científicos, así que los entregamos a los científicos.
Carlos Mey y Lars-Erik Lindgren frente a la cabaña. Está cubierta de fieltro encerado para proteger las maderas originales y tiene maderos que la sostienen para evitar daños por el viento. Este trabajo fué hecho durante varias temporadas por el Instituto Antártico, quien se encarga de mantenerla en buen estado. Sigue siendo refugio y hay alimentos de emergencia adentro, ya que si hay alguna accidente se puede uno refugiar allí.
Olle melander. Lars-Erik Lindgren y Carlos Mey Glaciar al costado de la cabaña, el punto que se ve arriba es un hombre y da una idea del tamaño. En las fotos sacadas en el 2002 de este mismo glaciar, se ha corrido varios cientos de metros hacia atrás y ya es muy pequeño.
Placa colocada por el Instituto Antártico Argentino en la cabaña, nombrándola Sitio Historico Nacional.
Mirando la placa. Vista del lateral derecho de la cabaña, con extrañas formaciones rocosas.
Salimos hacia Punta Pingüino El clima cambió otra vez, el sol desapareció y volvieron las nubes bajas.
Nuestro primer pingüino, todos se van a verlo. Aparecen algunos más...
Monolito puesto por el Inst. Ant. en el lugar donde otros tripulantes del Antartic invernaron en 1901. Está recien colocado, pero las aves ya lo marcaron. Los pingüinos disparan bastante rápido cuando uno se acerca.
Un solitario pingüino Adélie.El suelo esta cubierto por capas gruesas de guano y hay un olor muy fuerte. Parte de la pingüinera, Las laderas estan cubiertas por miles y miles de pingüinos cuando es la estacion de cría, no hay lugar casi disponible.
Pichones que aún no han perdido su primer plumaje, elde adelante ya esta cambiado. Un grupo  de pichones gesticulando airadamente por nuestra intrusion.
Me miran como a un bicho raro. Cada redondel con nieve es un nido. Las piedras sueltas tambien las juntan para el nido. Las laderas, hasta bien alto, están cubiertas de guano, piedritas y nidos.
Grupos de pichones. Vimos sólo un pingüino adulto ya que habian emigrado por el invierno que se acercó más rápido este año, casi un mes antes. Los pichones que quedan tienen muy pocas probabilidades de vida, ya que la mayoría no saben pescar aún y morirán de hambre. Triste, ya que vagan solitarios...
Vista de la "olla" donde anidan. El helicoptero nos comienza a retirar, me quedo un poco más.
Vista de la bahía y del buque atrás. Mas de esto no me dejan acercarme y disparan haciendo mucho barullo, como retándome.
Un Adélie adulto, al fin. Ultima tarde en el buque y se hace un cóctel en honor de los invitados. Invitan al Jefe de base de Marambio y al piloto jefe de helicopteros. Nosotros estamos incomodos por nuestra corbata y ellos por el buzo de vuelo!
Brindis con discursos. Las 22:00, el sol de un lado y la luna del otro, una despedida bellísima.
Base e Indice general Logos y postales Folleto de la expedicion y del buque Mapas
Un día agitado - Viaje a Marambio Marambio y Buque Fotos  de paisajes En el Buque al fin
Un dia en el Stena Arctica Problemas con el hielo James Ross island Snow Hill-Pengüin Point
Cambio a Marambio Regreso a Baires Lista de pasajeros