Historia y Arqueologia Marítima

HOME

 El Buque Indice El Buque

Björn Landström

Egipto, 3400-3000 a. de J. C.

El faraón Menes, primer rey de Egipto, según la tradición, empezó a reinar hacia el 3400 a. de J. C. Una tabla pertenecíente a esta época presenta la imagen de fino grabado de una embarcación de proa alterosa (16), con un casco similar a la de otra a vela ya citada (11). Bajo relieves de unos seiscientos años después muestran el modo de dar las ligadas a una barca de papiro (17) y la construcción de otra de madera (18).

Aunque en aquellos días no tenían árboles que suministraran buena madera para la construcción naval, y si bien en seguida se comenzara a importar para barcos grandes, los egipcios casi siempre se veían obligados a conformarse con la acacia y sicómoro propios, de los cuales sólo podían obtener piezas pequeñas.

El bajo relieve y un bote encontrado, del año 2000 a. de J. C. (19), aproximadamente, enseñan la construcción de estas embarcaciones: sin cuadernas y con gruesas tablas unidas con cabillas de madera y otras piezas de igual clase en forma de reloj de arena, cuyas extremidades se encastraban en las tablas adyacentes. La presión del agua ayudaba a mantener trabada la porción sumergida del casco, y los baos unidos al forro le daban solidez transversal.

La embarcación a vela (22) muestra una construcción más avanzada, con una plataforma presumiblemente más ancha, para los hombres de las espadillas. El palo bípode tiene muchos estayes hacia popa y uno solo hacia proa; no hay obenques. La vela es braceada por un hombre en la extremidad de popa, y aunque es posible que pudiera cazarse, lo más probable es que la vela sólo se usara con viento de popa.

Un bajo relieve en un muro de piedra ofrece una embarcación con ligazones muy similares a las de la barca de papiro (20), y otro da la impresión de estar construido de madera (21). El primero es impulsado por canaletes y el otro muestra por primera vez verdaderos remeros. Quizá la diferencia no parezca tan notable porque sólo se trataba de dar al remo una suerte de unión a la falca, pero el descubrimiento hizo posible construir gradualmente barcos mucho mayores que no hubieran podido ser movidos por canaletes.

Este sitio es publicado por Carlos Mey - - Argentina

Direccion de e-mail: meycarlos@fibertel.com.ar