Historia y Arqueologia Marítima

HOME

 El Buque Indice El Buque

Björn Landström

La barcaza del obelisco de la reina Hatshepsut

Los obeliscos que hoy se alzan en París, Londres y Nueva York se encontraban antes en los templos de Luxor y Heliópolis. Originalmente estaban labrados en un solo bloque de la lejana cantera de Assuan, por la primera catarata del Nilo. Las barcazas que transportaban estos monstruos de piedra río abajo fueron, por su tamaño, las embarcaciones más notables que jamás se construyeran en Egipto. El funcionario Ineri, que vivió hacia 1550 a. de J. C, narra en su epitafio que hizo construir para su señor Thotmes I una nave para el transporte de dos obeliscos, que tenía 120 codos de eslora y 40 de manga, o sea 59 por 21 metros.

La única representación contemporánea de esta barcaza (35) legada a nosotros se halla en el templo de piedra de Deir el-Bahari, junto con las naves de la expedición a Punt. La reina Hatshepsut hizo labrar dos obeliscos en Assuan, uno en su memoria y otro en la de su padre, y un largo bajo relieve muestra cómo aquéllos fueron transportados Nilo abajo a Karnak. Uno todavía permanece en pie, intacto, delante del templo de Amón Ra. Tiene unos treinta metros de altura y pesa cerca de 350 toneladas. Así los dos obeliscos, en junto, pesaban 700 toneladas, mientras que el de Thotmes sólo pesaba la mitad. No hay datos contemporáneos acerca de las dimensiones de la gigantesca barcaza de la reina Hatshepsut.

El relieve presenta ambos obeliscos a bordo, uno detrás de otro, pero si hubieran estado de este modo, habría significado que la nave era de unos 85 m. de eslora, lo que no se puede creer. Los egipcios nunca dibujaban en perspectiva y si querían indicar que había  dos obeliscos a bordo, les parecía natural representarlos como lo hicieron. Por esto se supone que de hecho los dos colosos estaban uno al lado de otro, y, por su longitud y peso, las dimensiones de la nave debieron ser: eslora, unos 60 m.; manga, 24,50 m.; calado, 2,10 m.; desplazamiento en lastre, 800 toneladas, y 1.500 en carga. Es probable que el casco fuera construido al estilo tradicional, usando pequeños bloques de madera encastrados y de 30 cm. de grueso. La presión del agua hacía que se adhiriese herméticamente la parte inferior; tres filas de baos soportaban la elevada obra muerta, y un complejo sistema de tortores reforzaba el casco en el sentido proa-popa. La gran barcaza era remolcada por 27 embarcaciones menores (36) en tres líneas y cada embarcación llevaba treinta remeros, además de los timoneles y patrones. Esto ocurría hacia el año 1500 a. de J. C.

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey - - Argentina

Direccion de e-mail: meycarlos@fibertel.com.ar