Historia y Arqueologia Marítima

HOME

FLOTA DE MAR A.R.A. INDICE ARMADA

Destructor A.R.A. "SANTISIMA TRINIDAD "

Nombre    Construido  En servicio 
SANTÍSIMA TRINIDAD  D2  AFNE, Bs. As.  JULIO 1981 
Desplazamiento: 4100 tn a plena carga.
Dimensiones: 125,6 x 14,3 x 5,8 m
Propulsión: COGOG: 2 turbinas a gas de 50.000 HP. 2 turbinas a gas de 9.900 HP. -  2 ejes.
Velocidad: Máxima 30 nudos
Autonomía: 4.000 millas náuticas a 18 nudos.
Tripulación: 300 tripulantes
Misiles:
-SUPERFICIE/AIRE
Lanzador doble British Aerospace Sea Dart MK30.
Cañones:
- 1 de 4.5" (115 mm)/55 Mk8, automático.
- 2 ametralladoras de 20 mm MK7.
Torpedos: 2 lanzadores triples de tubos lanzatorpedos  3/324 mm., torpedos  AS-244 antisubmarino.
Radares:
Posee radares de búsqueda en aire y  superficie. También de navegación y control de helicópteros y control de tiro.
Sonar:
Posee sonares para búsqueda  y ataque.
Helicópteros: 1 SA 219 B Alouette III / Fennec AS 555.
Comentarios: Por contrato del 18 de mayo de 1970, entre el Gobierno Argentino y la empresa Vickers Ltd. inglesa se proyectó la construcción en el astillero Barrow-In-Furness del "Hércules" y en el Astillero y Fábricas Navales del Estado (AFNE) en Río Santiago', provincia de Buenos Aires, de la "Santísima Trinidad". 
 

Imagen tomada por Adolfo Jorge Soto, el día 17 de Agosto de 1987 en la Base Naval Puerto Belgrano, Jornada de Puertas Abiertas.


Articulo en HyAM News.

El Destructor ARA "Santisima Trinidad" fué o sera radiado de servicio en estos días.Fue buque insignia del Comandante en Jefe de la Flota de Mar durante Malvinas, pero nunca entro en combate (equivocado! ver abajo). Seguramente su existencia debio estar plagada de problemas logisticos, ya que siendo un Tipo 42, conseguir repuestos luego de 1982 habra sido una tarea casi imposible. Hace mucho tiempo que esta fuera de servicio y su radiacion es una consecuencia logica del paso del tiempo el costo de su mantenimiento a flote y su obsolescencia.
 
Ignoro si habra una asociacion interesada en comprarla o mantenerla, pero si la hay este es el momento de alzar la mano!!
 
Me titulo portavoz de todos los que opinan que, si va a desguace, por lo menos se le retiren los elementos que son valiosos para su memoria o maquinaria o electronica que puede servir para el Museo de Pto Belgrano o el Museo Naval de la Nacion.
 
Esperemos que se terminen los tiempos en que lo unico que se guardaba era su bandera y el libro de fotos del mismo. Debe haber un criterio de seleccion de objetos logico, antes de enviar todo al desguazador que lo unico que hara sera cortarlo y venderlo como fierro viejo. Que pasara con sus lanzadores de torpedos y torpedos? su cañon y ametralladoras? equipo electronico, plateria, loza, manteleria, elementos de control, equipos del puente......., si son utilizados para otro buque, bienvenido, pero tirarlos espero que no! Siempre habra interesados en comprarlos y la Armada podra sacar mucho mas dinero de su venta al detalle que en monton.
 
Esperemos que las actuales autoridades de la Armada escuchen las voces de la gente civil o retirada, que la estima y no desea ver otra vez perdidos sus emblemas, recuerdos y elementos, que - les recuerdo - son propiedad del Estado y por lo tanto del pueblo Argentino.

Foto enviada por Fabian Pucci, tomada en Junio del 2005, en Pto Belgrano.

 

COMENTARIOS DIVERSOS SOBRE LA PARTICIPACION DEL SANTISIMA TRINIDAD EN MALVINAS

En lo que se refiere a la participación del buque en la guerra, es cierto que el "Santísima Trinidad" fue la primera unidad militar en entrar en acción contra los ingleses ya que la entrada en Puerto Enriqueta y el comienzo del desembarco de los Comando Anfibios y los Buzos Tácticos fue antes de la medianoche del 1ro. de abril del 82, antes aún del desembarco de Buzos Tácticos desde el Submarino "Santa Fe".

El asunto de que el S2F Tracker que volvía de hacer exploración en contacto sobre el grupo de tareas del portaaviones "Hermes" volvió seguido desde lejos por dos Harriers es cierto. Es cierto también que al engancharlos con los radares de control tiro 909, a unas 40 millas de la fuerza propia, los dos Harriers frenaron instantáneamente su avance y se alejaron. La decisión de hacerlo la tomé personalmente en mi carácter de Comandante Antiaéreo de la Fuerza de Tareas, pero no para salvar al Tracker, que no corría ningún peligro, ya que estaba muy adelantado en relación a los Harriers (aproximadamente 15 a 20 millas), y éstos no contaban con medio de detección alguno que les permitiera localizarlo en la noche. Tomé la decisión como medida de protección de la Fuerza de Tareas, de lo cual era responsable, con el fin de que los Harriers frenaran su avance, alertados por sus sensores pasivos de que estaban siendo iluminados por radares de control de misiles, o, en caso de que hubiesen continuado avanzando, tenerlos enganchados a partir del mismo momento en que entraran en alcance de los misiles Sea Dart, permitiendo ser batidos a la máxima distancia, con posibilidad de poder efectuar un segundo lanzamiento en caso de no tener impactos en el primero. La medida, en las que nos acompañó el Destructor "Hércules" con sus radares 909, tuvo éxito ya que los aviones se fueron.

El hecho de que los Harriers nos hayan encontrado no constituyó (a mi juicio) ninguna ventaja de ningún tipo, ya que los ingleses recibían información de nuestra posición en forma permanente provista por los satélites norteamericanos. En todo caso el conocimiento de nuestra posición aproximada (con un error de más-menos 40 millas) no derivó en ninguna operación ofensiva por parte de ellos. No es cierto que este hecho haya forzado el intento de realizar nuestro ataque con aviones A-4Q el día en que la falta de viento imposibilitó el decolaje desde el Portaaviones con la carga de bombas requerida. El ataque debía realizarse ese día porque desde la noche anterior se mantenía la exploración en contacto con aviones Trackers, sobre el Grupo de tareas del "Hermes", lo cual era imprescindible para guiar los A-4Q hasta la fuerza de tareas inglesa, la cual, además, se encontraba dentro del radio de acción de dichos aviones de ataque.

Manteniendo actualizada la posición del enemigo que se encontraba dentro de nuestro alcance y contando con medios de guiado de los aviones de ataque, el ataque debía hacerse con la mínima demora. Entonces sucedió lo inconcebible, en el mar más ventoso del mundo tuvimos 24 horas de calma chicha. En mis 40 años de Marina no debo haber presenciado un día así más de media docena de veces. La presencia de los Harriers no tuvo nada que ver con la elección del día para el frustrado ataque. Luego de ese día no se retomó el contacto con los ingleses. mermó la disponibilidad de aviones Tracker para mantener una exploración contínua, y fue necesario desplazar a nuestra Fuerza de Tareas a otra zona para evadir los submarinos atómicos, los que provistos de posición satélite eran una amenaza imparable de mantenernos permanentemente en una misma zona. Pocos días después se ordenó desembarcar el Grupo Aeronaval del portaaviones "25 de Mayo" para operarlo desde Río Gallegos... Coincido en que hubo muchos otros buques de la Armada que estuvieron en contacto directo con las fuerzas inglesas. Muchos de ellos en contacto "mucho más directo" que el "Santísima Trinidad", como por ejemplo el "Belgrano", el "Alférez Sobral", la "Guerrico", el "Santa Fe", el "Bahía Buen Suceso" y el "Islas Orcadas", sin contar los buques mercantes y pesqueros que fueron requisados para uso militar. En casi todos ellos, la tripulación dio su vida o su sangre por la Patria.

Cl José Luis Tejo


---- Avalo totalmente lo expresado por el Sr. Alte. TEJO, desde el momento en que yo era Jefe de Operaciones del Destructor A.R.A. "HERCULES", cuyo Comandante era el Alte. MOLINA PICO, y juntos con el "SANTISIMA TRINIDAD" ambos buques dabamos escolta de defensa aerea al portaaviones esos dias. Soy testigo que los hechos ocurrieron asi. Un detalle interesante. En el libro del Alte Woodwart "los Cien Dias" hace mencion a que los ingleses tenian desplegados tres submarinos nucleares alrededor de Malvinas: uno al Nordeste, otro al noroeste y el tercer en el Sur, que fue el "Conqueror". Nuestra fuerza, con el portaaviones, paso entre las "areas de patrulla" de los dos que estaban al Norte ¡¡por el medio de ambas areas!!. Como ibamos en silencio sonar, fue que los evadimos y no pudieron localizarnos. Si hubiera sido de otra manera, estoy convencido que hubieramos corrido la misma suerte que nuestro querido ARA "BELGRANO".

Cl Guillermo Delamer


Yo integraba las dotaciones de vuelo de la Escuadrilla Aeronaval Antisubmarina en ese momento y recuerdo que en realidad la "iluminación" del Harrier se produjo en la noche del 1 al 2 de mayo, cuando los británicos lanzaron un harrier "explorador", pues no tenían la posición de la flota argentina. Fue a media noche, no recuerdo la hora exacta. Los Tracker habían sido perseguidos durante el día, en sus exploraciones durante las cuales habían detectado perfectamente a la fuerza de tareas enemiga. Nosotros sabíamos perfectamente su posición, pero ellos ignoraban la nuestra, aún con la ayuda de submarinos nucleares y satélites de inteligencia. Hubo unas 12 horas, en las cuales podríamos haber atacado de sorpresa, pero desgraciadamente los aviones de ataque desde el 25 de Mayo necesitaban viento y la calma era total... Siempre digo que ese día pudo haber sido el Midway del Atlántico Sur. Pero la naturaleza no colaboró con nosotros, sino con los británicos.

Volviendo al relato del Harrier, ellos lanzaron este avión en la dirección aproximada que tenían de nuestra fuerza. El avión fue acercándose peligrosamente (recibíamos las señales de su radar) y ante la duda de que fuera a lanzar un misil o a atacar la fuerza de alguna manera, el alto mando decidió autorizar al Santísima a emitir con su radar 965 y eventualmente atacar con los misiles Sea Dart. Ni bien se produjo la emisión del 965, el Harrier regresó a su portaaviones. Ya tenían la certeza de nuestra presencia. Inmediatamente tomaron distancia y fueron bien a Este de las Malvinas.

En la madrugada del 2, me tocó despegar en un vuelo de exploración con otro Tracker, pero nuestra búsqueda fue infructuosa. Lo único que encontramos fueron pesqueros polacos y rusos que huían despavoridos de la zona de exclusión.

Espero que sirvan estos comentarios para una mejor comprensión de este suceso.

Carlos Cal

 

PROYECTO DE LEY PARA QUE EL SANTISIMA TRINIDAD SEA DECLARADO BUQUE MUSEO

 

El mismo ha sido hecho por el Sr. diputado de la Nacion Dn Federico Pinedo quien ha autorizado su difusion a traves de este medio. Agradeceremos a nuestros muchos lectores que lo redistribuyan  a fin de informar al resto de los Sres. Diputados y a los entes que correspondan para influenciar para que se concrete este hecho.

Un Museo en Mar del Plata, sobre el conflicto de Malvinas es la solucion ideal tambien para la preservacion de este buque, que cuenta con amplios lugares como para instalar un excelente Museo. Tambien debo informar un lamentable error en el newsletter anterior sobre este  buque que si estuvo en acciones en Malvinas. Los comandos anfibios, (Giachino inclusive) desembarcaron de la Santisima Trinidad en Malvinas, por lo que fue el primer buque en entrar en accion junto con el submarino Santa Fe, que desembarco los buzos tácticos.

La santísima fue el único buque de superficie que llegó  a entrar en contacto directo con las fuerzas británicas. (Exceptuando al San Luis y a los que recibieron impactos). El ataque fallido del ARA 25 de Mayo sobre la fuerza británica se debió adelantar ya que un S-2E Tracker del POMA que estaba buscando a los ingleses además de detectarlos y seguirlos, en su última incursión fue seguido por un Sea Harrier y la única forma que tuvieron de salvarlo fue iluminarlo con un radar 909 de la Santisima para que no siguiera acercándosele (además de llegar hasta la Flota Argentina!!) una vez iluminado, el Sea Harrier  rapidamente escapó ( se le venía el Sea Dart si seguía) pero a través de su emisión radar ubicó y certificó la presencia de la flota. Esto forzó a tratar de realizar el ataque un día sin viento como para el despegue de los A-4Q con capacidad de bombas aceptable.


PROYECTO DE LEY

 

ARTICULO 1º.- Créase el Museo Naval Pedro Giachino, bajo dependencia de la Armada Nacional.

 

ARTICULO 2º.- El Museo Naval Pedro Giachino funcionará en el destructor ARA Santísima Trinidad, que permanecerá amarrado al efecto en la Base Naval de Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires.

 

ARTICULO 3º.- El Museo Naval Pedro Giachino estará destinado a difundir las acciones del personal de la Armada Argentina en defensa de la soberanía nacional sobre las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur y demás islas del Atlántico Sur.

 

ARTICULO 4º.- El Museo Naval Pedro Giachino deberá inaugurarse antes del cumplimiento de los 25 años de la muerte del señor Capitán de Fragata don Pedro E. Giachino en cumplimiento del deber y en defensa de la soberanía nacional.

 

ARTICULO 5º.- Autorízase al señor Jefe de Gabinete de Ministros a asignar las partidas y a aplicar los fondos necesarios para la implementación de la presente ley.

 

ARTICULO 6º.- De forma.

 

Señor Presidente:

 

            El señor capitán de Fragata don Pedro E. Giachino entregó su vida en cumplimiento de su deber de soldado, en defensa de su patria y de la soberanía que a ella compete sobre las islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur y demás islas del Atlántico Sur, el 2 de abril de 1982.

            La acción de recuperación de las Malvinas en la que murió el capitán Giachino se realizó a bordo del destructor ARA Santísima Trinidad, recientemente desafectado del servicio y actualmente amarrado en la base naval de Puerto Belgrano. Se propone que ese buque sea la sede el museo destinado a recordar actos heroicos como el mencionado, con lo que sus visitantes sentirán la emoción de estar embarcados en el mismo sitio que los héroes homenajeados.

            Esta iniciativa tiende a perpetuar la memoria de los hombres y mujeres de la Armada Nacional que hasta llegaron a dar su vida en defensa de la soberanía nacional en el Atlántico Sur, en un lugar que, como Mar del Plata, recibe la visita de millones de personas del interior de nuestro país y del exterior, lo que potenciará la influencia del museo y generará un nuevo atractivo a tan importante ciudad de la provincia de Buenos Aires, sede de una de las principales bases de la Armada.

Al instalarse el museo en dicha base, contará con el debido resguardo y cuidado naval, además de optimizarse el uso de los recursos públicos por la presencia de personal militar en el lugar. El mismo sentido tiene el disponer que el museo dependa de la Armada.

            La justicia y conveniencia de que el museo proyectado pueda ser inaugurado antes de los 25 años de la muerte del capitán Giachino, que tendrán lugar el 2 de abril de 2007, aconsejan la rápida sanción de esta iniciativa.