Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice Armada Argentina Indice Aviacion Naval

Escuadrillas Aeronavales de Patrulleros

 

El concepto de "avión de patrulla" nace en la Primera Guerra Mundial, para determinar generalmente así a un hidroavión o "bote volador", de gran autonomía de vuelo, capaz de portar armamento ofensivo y defensivo, para realizar misiones de convoyaje, bombardeo y exploración, además del control

 de áreas marítimas de extensión amplia.

 La Aviación Naval Argentina adquiere por donación de la Misión Aeronáutica Italiana sus dos primeros "Patrulleros" los Macchi M-9 de 1919, monomotores y sus vuelos y raids, asi lo demuestran. 

La incorporación de los botes voladores tipo "Felixstowe", de diseño británico y construcción norteamericana, los Curtiss F5L ("F" por Felixstowe, "5" por el modelo y "L' por sus dos motores "Liberty") constituyen la primera Escuadrilla Aeronaval de Patrulleros, con asiento en la Base Aeronaval de Puerto Belgrano de reciente creación, en 1922. 

 

A ellos, pronto se le agregan los Dorniers Wal, diseño alemán, construidos bajo licencia en Pisa, Italia, con igual base de operaciones y destino. 

 

Todos estos aviones son denominados indistintamente "Patrulleros" o "Bombarderos" en su época de actuación (y también "Bombarderos de Patrulla") y marcados con la letra "B" de reconocimiento, pero constituyen, sin duda alguna, los antecedentes de las futuras escuadrillas. En 1930 son reemplazados por los Supermarine "Southamptons" y es a partir de esta época en que la Escuadrilla Aeronaval de PatruIleros adquiere su denominación oficial definitiva. 

 En 1936/37 los "Southamptons" son reemplazados por los Consolidated P2Y-3A los que dan a la Escuadrilla el toque que podríamos llamar "moderna", al par que la orgánica de la época originan la constitución permanente de las escuadrillas aeronavales con comandos exclusivos.

 

 Los PBY-3 son reemplazados al finalizar la 2da. Guerra Mundial por sus sucesores, los Consolidated PBY-5A, los famosísimos "Catalínas", cuya compra en número hace posible la organización de hasta cuatro escuadrillas aeronavales de Patrulleros en alguna época feliz y ya pasada. Los 'Catalinas" -como sus antecesores- hacen historia en la Aviación Naval, y cubren los cielos antárticos con el pabellón nacional, escribiendo hazañas sin parangón en la historia de la aeronáutica mundial. 

A partir de 1946 se incorporan los Grummans "Goose" que integran la 3ra. Escuadrilla de Patrulleros, aviones menores, pero que también "hacen lo suyo" en la Antártida y en las tareas todas de la Aviación Naval y de la Prefectura Naval Argentina.

 

 Entre 1954/58 se incorporan, al irse retirando del servicio aeronaval los "Catalinas", los Martin "Mariner" o PBM - 5, los que prestan servicio hasta los años 1959/60. A partir de esa fecha desaparece de la Armada el concepto de las Escuadrillas Acronavales de Patrulleros, siendo reemplazados su misión y tareas en parte por la Escuadrilla Aeronaval de Exploración y en parte por la Escuadrilla Aeronaval de Búsqueda y Salvamento.

 

La Armada, fiel a sus tradiciones, mantiene en sus Escuadrillas Aeronavales de Exploración la vieja característica letra "P" (por "Patrulleros") en el marcado de sus aviones modernos de "exploración', reconociendo asi el mantenimiento en el tiempo de sus antecesores. La base de operaciones tradicional de las Escuadrillas de Patrulleros han sido las del área de Puerto Belgrano, lo que no obsta que en algún breve lapso hayan operado sus aviones, y hasta alguna escuadrilla aeronaval, de Punta Indio, de Mar del Plata, y en un pasado ya remoto e histórico, de San Fernando. 

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  Martínez - Argentina