Historia y Arqueologia Marítima

HOME

ANTARTIDA Indice Antártida

La Base Antartica de Hitler : Mito y Realidad

Introduccion Metodología La expedición antártica alemana de 1938 – 1939 La supuesta base alemana
La Operación Tabarín ¿Visitaron la Antártida los submarinos U-530 y U-977?

La Operación Highjump

El Almirante Byrd y los OVNI
¿Se hicieron detonar bombas atómicas sobre la Antártida? Conclusiones Agradecimientos Referencias

  Operación Tabarín

Robert (2005a) afirma que: “La existencia de una base antártica nazi oculta en enormes cavernas se consideró lo suficientemente factible como para que los británicos instalaran bases en muchas partes de la Antártida durante la guerra en respuesta a la amenaza”. Las fuerzas británicas eran parte de la Operación Tabarín (Robert 2005a), y “Las bases británicas conocidas estaban principalmente en la Península Antártica… y en las islas que la rodean… aunque se levantaron algunas en el continente”. Robert (2005c) alega que una de estas bases, de la que no existe registro, “se concentraba en investigar la Tierra de la Reina Maud”.  Esta es la base a la que nos referimos como “Maudheim-1” (ver más arriba). Robert (2005a) sostiene que los alemanes atacaron lo que llamamos “Maudheim-1” en julio de 1945, y que los SAS acudieron al rescate, por lo que pasó “Navidad de la Segunda Guerra Mundial… 1945 luchando contra… los nazis”.  El lector notará que en la Navidad de 1945 hacía siete meses y medio que se había terminado la guerra contra Alemania.

 Podemos verificar las sugerencias de Robert comparándolas con lo que se publicó sobre la Operación Tabarín (por ejemplo, ver James 1949; Fuchs 1982: 22–54; Headland  1989, en imprenta; Squires 1992; Stonehouse 2002; Mills 2003). Si bien Tabarín fue secreta en su momento, estas publicaciones posteriores aclararon sus actividades. Los miembros de la expedición partieron de Londres en noviembre de 1943 con destino a las Islas Malvinas. Desde allí, zarparon con destino a la Antártida el 29 de enero de 1944, dirigiéndose a Isla Decepción, en las Shetland del Sur, para instalar la Base B. Llegaron a la isla el 3 de febrero. Una vez que establecieron una partida costera, navegaron con rumbo a Bahía Esperanza en la punta de la Península Antártica para establecer la Base D. Pero el mal tiempo arruinó ese plan. En cambio, instalaron la Base A, en la Isla Goudier de Puerto Lockroy, un lugar abrigado en la costa sur de la Isla Wiencke, en el archipiélago Palmer al oeste de la Península Antártica. Los dos barcos de la expedición dejaron Puerto Lockroy el 17 de febrero de 1944, y uno regresó en marzo con víveres frescos. La Base D se instaló en Bahía Esperanza entre el 12 y el 28 de febrero de 1945.

Estas bases eran diminutas. Había 5 personas en Isla Decepción en 1944, 4 en 1945 y 4 en 1946; había 9 en Puerto Lockroy en 1944, 4 en 1945 y 4 en 1946; había 13 en Bahía Esperanza en 1945 y 8 en 1946 (Fuchs 1982: 347). Cada una tenía una tripulación de observadores navales, radio operadores y científicos, ya que el gobierno creía que esta era una oportunidad para continuar estudios científicos similares a los realizados por la Expedición Británica a la Tierra de Graham en 1934–1937. Las principales actividades fueron de carácter científico y se pensaba que eran esenciales para respaldar los reclamos territoriales británicos.

 Después de la guerra, en julio de 1945, la Operación Tabarín se convirtió en una actividad civil, el Reconocimiento de las Dependencias de las Islas Malvinas (Falkland Islands Dependencies Survey, FIDS) (Fuchs 1982: 55). El programa de trabajo científico continuó sin sufrir reducciones, como así también las visitas regulares a las bases para aprovisionarlas de combustible y víveres, y para relevar al personal. Se crearon bases nuevas, entre las que se destacan la C (Cabo Geddes) en enero de 1946, la E (Isla Stonington) en febrero de 1946, la F (Islas Argentinas) en enero de 1947, la G (Bahía Almirante) en enero de 1947 y la H (Isla Signy) en marzo de 1947 (Fuchs 1982: 55–91). El patrón de instalar y regresar a visitar las bases, que se inició en 1944, y que Robert (2005a, 2005c) consideró muy elocuente y misterioso, es simplemente lo que se requería para la operación de las bases en la región.

 No existen pruebas contundentes que respalden la aseveración del Robert (2005a, 2005b, 2005c) en cuanto a que la Operación Tabarín instalara alguna base en la costa de la Tierra de la Reina Maud. De hecho, es altamente improbable que los británicos consideraran establecer una base allí, porque estaba dentro del área reclamada por Noruega y bastante fuera del límite de las Dependencias de las Islas Malvinas del Reino Unido. Nuestro análisis también confirma que Robert (2005c) estaba equivocado al afirmar que: “Gran Bretaña no envió misiones [a la Antártida] a partir del comienzo de la Operación Highjump  [a fines del verano de 1946] hasta 1948, tiempo durante el cual los Estados Unidos tuvieron a la Antártida toda para ellos”. De hecho, en 1947, cuando la Operación Highjump estaba en actividad en la zona del Mar de Ross (ver a continuación), había cinco bases británicas civiles operando en la Antártida Occidental (Fuchs 1982).

 ¿Cuáles son las pruebas de que los SAS hayan operado en la región? ¿Los hombres de los SAS estuvieron en las Islas Malvinas en octubre de 1945 como afirma Robert (2005a, 2005b, 2005c)? Una biografía del ex Comandante del 1er Regimiento de los SAS, Teniente Coronel B. Mayne, sugiere (equivocadamente) que él arribó a las Malvinas en setiembre de 1945 (Dillon y Bradford 1987). Una investigación posterior más cuidadosa por parte de Ross (2003) basada en el diario de Mayne y en los documentos de la familia Mayne, muestra que Mayne llegó a las Islas Malvinas recién en enero de 1946. Los acompañaban los Mayores J. Tonkin y M. Sadler, ambos de los SAS.

Estos tres hombres habían sido dados de baja del Ejército cuando el Regimiento del SAS se disolvió a principios de octubre de 1945. Avizorando un desafío en el trabajo en la Antártida, habían firmado contratos civiles por 2 años en el recientemente formado FIDS. Mayne llegó a Montevideo en route a las Malvinas el 8 de diciembre de 1945; Sadler y Tonkin arribaron un poco después. Mayne sería el subcomandante de la expedición que relevaría las bases antárticas existentes e instalaría nuevas. La expedición dejó Montevideo hacia las Malvinas en tres grupos: el 21 de diciembre, el 26 de diciembre (con Sadler) y el 30 de diciembre (con Mayne y Tonkin). Mayne y Tonkin llegaron a Puerto Argentino el 3 de enero de 1946. Partieron navegando desde allí el 9 de enero y relevaron la Isla Decepción el 13 de enero y Puerto Lockroy el 17 de enero antes de regresar a Puerto Argentino el 23 de enero. Como Mayne sufría de un dolor de espalda intenso debido a una vieja herida, lo internaron en Puerto Argentino. Como no podía continuar el trabajo, partió al Reino Unido, y llegó en marzo de 1946 (Ross 2003).

 Tonkin y Sadler ayudaron a instalar una nueva base científica en Isla Stonington, en Bahía Margarita, en la costa oeste de la Península Antártica, en febrero de 1946.  Sadler todavía estaba allí en el verano meridional de 1947 (Fuchs 1982: 347).

 Si Robert creyó el relato de Dillon y Bradford (1987), podría haber supuesto que los hombres de los SAS podrían haber estado entrenando en las Malvinas en octubre de 1945 para una misión antártica. Parecería altamente improbable que hubiera otro grupo de personal del SAS en las Malvinas aproximadamente en el mismo momento que el grupo de Mayne. De hecho, si lo hubiera habido, habría sido altamente improbable que Mayne hubiera omitido mencionarlo en su diario o que su biógrafo no se hubiera dado cuenta.

 La anécdota infundada de Robert (2005a) de que los soldados de los SAS estuvieron activos en la región en octubre de 1945 y hasta Navidad, y de que luego de su misión de Navidad de 1945, “los sobrevivientes británicos fueron desmovilizados” no coincide con los hechos. Cualquier tipo de actividad de los SAS en la región no es factible dado que el Regimiento SAS fue disuelto en octubre de 1945, y no se reconstituyó hasta 1948.

En resumen, los autores creen que Robert está equivocado en todos los puntos. Los británicos no estaban haciendo nada misterioso en la Antártida durante ni inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial. No establecieron una base de Guerra en la Tierra de la Reina Maud, ni tampoco enviaron al SAS a ésta desde las Islas Malvinas a fines de 1945. De todos modos, tal operación no pudo haber sido parte de la Operación Tabarín, la cual se había traspasado de la armada al sector civil (Oficina Colonial) en julio de 1945. Y tampoco pudo haber sido una operación de los SAS, ya que estos habían sido disueltos en octubre de 1945.

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar