Historia y Arqueología Marítima

HOME

1ª Guerra Mundial - Batallas de Coronel y Malvinas -

Indice Acc. y Buques de Guerra
1- Prolegómenos 2-La Batalla de Coronel 3-El Calvario de Spee 4- La Batalla de Malvinas
5- el EMDEN 6- Unidades participantes 7- Testigos impensados Cartas de Batalla de la Royal Navy
  
 

El crucero acorazado Scharnhorst,  de la división alemana del Pacífico y buque insignia de  Von Spee , en la batalla de Coronel.

A primera hora de la mañana del 1º de Noviembre de 1914, un vapor alemán informó a Spee que la tarde anterior el Glasgow había sido avistado en Coronel, a punto de levar anclas. El enemigo, por tanto, no andaba lejos y ahora sólo cabía esperar que la estratagema del Leipzig, que había intensificado sus emisiones radiotelegráficas mientras los demás buques se mantenían silenciosos, diese pleno resultado.

H.M.S. CANOPUS

Sin embargo, Spee no tenía intención de entablar combate si los británicos alineaban al acorazado Canopus, el cual, pese a sus muchos años, resultaría un bocado demasiado indigesto para sus cruceros acorazados. Cradock, tras interceptar las transmisiones del Leipzig y casi seguro de habérselas con una sola unidad enemiga, cuando a la primera hora de la tarde se le unió el Glasgow dispuso sus buques para hacer un "rastrillado". Entretanto los cruceros alemanes, que se encontraban más próximos a tierra, se habían desplegado de la siguiente forma: El Scharnhorst y el Gneisenau en linea de fila, y el Leipzig y el Dresden a estribor de los buques mayores, aunque bastante a popa de éstos. Sólo faltaba el Nürnberg, que estaba persiguiendo a un pequeño vapor.

S.M.S. Nürnberg

A las 16.26 el Glasgow dió la primera voz de alarma, cuando avistó humo a proa y a estribor. Una vez descubierta la formación británica, la escuadra alemana, que navegaba a la velocidad económica de 14 nudos, aumentó de inmediato su marcha mientras Spe ordenaba a los cruceros, que se hallaban más alejados, que se reunieran enseguida con las naves mayores.

  HMS Glasgow

Cradock, ante la imposibilidad de que el Canopus llegara a tiempo, decidio presentar batalla sólo con los cruceros, para impedir que Spee realizara una eventual ruptura de contacto. Sin embargo la situación táctica se presentaba desfavorable para los británicos, que además de alinear una escuadra menos poderosa, contaba con el obstáculo del Otranto y con tener el sol a sus espaldas.

Cradock, que intuía la oportunidad de entrar en combate antes de que se pusiera el sol, a las 17.47 hizo que sus buques se pusieran en formación de línea de fila y se dirigieron hacia el enemigo. Sin embargo, cuando advirtió que, dada su menor velocidad no le resultaba posible asumir una posición más favorable, ordenó aproximarse paralelamente a los alemanes y adoptar una ruta convergente.

Así se perfiló una situacion táctica en la que las dos escuadras navegaban en ruta convergente, pero con un sol que declinaba lentamente detrás de la línea británica. Spee no podía desear nada mejor, ya que en el momento de abrir fuego sus buques se confundían con la costa chilena y las brumas del atardecer, en tanto que las naves británicas se destacaban netamente en el horizonte.

Además el mar, impulsado por un fuerte viento de tierra de fuerza 6, chocaba contra el lado activo de Bradock, lo que imposibilitaba la maniobra de las piezas dispuestas en el puente de batería inferior.

Poco después de las 19.00, cuando se puso el sol, Spee ordenó abrir fuego a una distancia de 10.800 metros. Los buques británicos se hallaban entre sí a una distancia de 400 metros, en tanto que la formación alemana estaba menos agrupada, había unos 900 metros entre el Gneisenau y el Leipzig y 1200 entre éste y el Dresden.A pesar de las adversas condiciones de mar, el tiro alemán se reveló enseguida muy preciso, y a la tercera salva el Scharnhorst alcanzó la torre proel de 233 del Good Hope, inutilizándola para todo el combate. El Gneisenau por su parte disparó contra el Monmouth y no tardó en conseguir algunos impactos. En cambio, el tiro de los pequeños cruceros alemanes fué muy deficiente, ya que la distancia era aún excesiva para las piezas de 105 mm.

 

Mapa de la batalla de Coronel, el 1º de Noviembre de 1914. Izq. La Marina - Der. Naval Battles...

Los buques británicos replicaron el fuego, excepto el Otranto, cuyo comandante, consciente de que con su armamento no podría alcanzar a los buques alemanes y que sin embargo resultaba un blanco perfecto, optó por alejarse hacia el Oeste.

En un principio el tiro británico fué eficaz, sobre todo por el Monmouth, pero los alemanes podian mantener una cadencia de fuego muy superior, ya que el Good Hope lanzaba una salva cada 50 segundos, mientras que los alemanes en el mismo tiempo enviaban dos o tres. El tiro de los cañones de 210, a los que se había agregado también las piezas de 150, siguió martillando incesantemente a los dos ciuceros de Cradock, que pronto resultaron averiados. A las 19.40 Spee ordenó reducir la velocidad a 12 nudos y acortar la distancia a 9800 metros; entonces comenzo un ejercicio de tiro para los alemanes. Diez minutos después, redujo la distancia a 7000 metros y el Good Hope fué alcanzado entre la segunda y la tercera chimeneas.

El crucero británico Good Hope, buque insignia de CradDock. Se hundió en la batalla de Coronel tras ser alcanzado repetidamente por el fuego de los acorazados alemanes. Perdieron la vida en el hundimiento Cradock y 920 tripulantes.

Los alemanes, que entretanto habían acortado la distancia a 4500 metros continuaban su labor destructora y de repente el Good Hope, muy calado de proa, desapareció en el medio de una nube de agua. Temiendo un ataque con torpedos, Spee cambió rápidamente de rumbo y fué probablemente en ese momento cuando el buque insignia británico se hundió, arrastrando consigo a Cradock y a los 920 hombres de su tripulación.

  HMS Monmouth

También el Monmouth estaba a punto de hundirse: dos andanadas consecutivas de 210 lo habían alcanzado en la torre de proa, lo que provocó la explosión de los pañoles, y en la cintura acorazada. Avistado por el Nürnberg, que se había apresurado a acercarse a la zona del combate, se inclinó 15º a babor, mientras el buque alemán le disparaba casi a quemarropa (600 metros); por último, un torpedo representó el golpe de gracia y a las 20.58 el Monmouth, con sus 735 tripulantes, escoró lentamente y se fué a pique.

El Glasgow, que se había enfrentado con el Leipzig y el Dresden encajando varios impactos, logró huir gracias a que la intensa oscuridad lo sustrajo a la vista de los buques enemigos.

El crucero acorazado Scharnhorst,  de la división alemana del Pacífico y buque insignia de  Von Spee , en la batalla de Coronel.

Dos días después, la escuadra alemana hizo su entrada en Valparaíso, donde la colonia alemana le deparó un entusiasta recibimiento. Pero Spee, que sólo disponía de 24 horas para repostar víveres frescos, no se hacía grandes ilusiones.

   

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar