Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice Informacion Historica 

EL APORTE EXTRANJERO A LA CONFORMACION DE LAS TRIPULACIONES DE LAS ESCUADRAS ARGENTINAS
EN LAS GUERRAS DE INDEPENDENCIA Y DEL BRASIL, 1814-1830

Julio M. Luqui-Lagleyze
Buenos Aires - 2007

Introduccion Conscripcion y Reclutamiento de la Marinería Reclutamiento para la Escuadra de 1814
Estudio del Origen de la Marinería de 1814 Empleos y Funciones de las clases y la marineria en la Escuadra de 1814 Las Tripulaciones de las Campañas Corsarias
El reclutamiento de la Marinería durante la Guerra con Brasil Origen nacional o geográfico de las tripulaciones en la Guerra del Brasil. Conclusiones
 

Origen nacional o geográfico de las tripulaciones en la Guerra del Brasil

La escuadra durante la Guerra del Brasil contaba, según los números de mayo de 1826, con 1.308 hombres, entre jefes, suboficiales y tripulantes. Nuevamente, como en 1814, las listas de tripulantes y los partes de las acciones muestran la gran presencia de ingleses en las naves republicanas. También lo fue la mayoría de los comandantes, a tal grado que algunos historiadores ingleses llaman a la del Brasil "una guerra entre ingleses". Pero hubo también gran cantidad de norteamericanos, españoles e italianos, más de la que generalmente se cree, algunos escandinavos y, por supuesto, un número importante de criollos, ahora más que en la Guerra de la Independencia, entre los que no faltaban los negros.

Tan heterogénea recluta de hombres ofreció problemas y dificultades, entre las cuales las deserciones eran las más comunes junto a la indisciplina, En su "Memorando de las operaciones navales", el almirante Brown cita varios casos al respecto. Fue famoso el motín del contingente de marineros embarcados en septiembre de 1827 en Santa Fe en las goletas 29 de Diciembre y 18 de Enero. Los que navegaban en la primera nave eran en general criminales y desertores que, en la primera ocasión propicia, no dudaron en asesinar al comandante, huyendo luego a tierras de Entre Ríos sin que la otra goleta pudiese impedirlo.

Otro suceso grave ocurrió cuando Brown concretaba el canje del convenio de paz con Brasil en la segunda 25 de Mayo, recientemente adquirida por el mismo Brown y comandada por De Kay. Se produjo un motín en momentos en que estaba fondeada en Montevideo, en la noche del 5 de octubre de 1828 y mientras su comandante y otros jefes asistían al convite ofrecido por comerciantes norteamericanos y británicos. Los sublevados fondearon detrás del cerro varando la nave, y más de 100 hombres huyeron en los botes luego del desorden y el saqueo. Se pidió al general Oribe que los persiguiera, lo cual hizo y apresó cerca de 40 hombres que fueron trasladados de vuelta a Buenos Aires en la misma nave.

Sobre la base de las papeletas de enganche de la marinería y del registro que se llevaba en la Capitanía de Puerto y en la Comisaría de Marina, desde fines de 1825 hasta inicios de 1828, hemos confeccionado un listado de nacionalidades de las tripulaciones durante la Guerra del Brasil. Se ha compilado más de medio millar de papeletas y controles de enganche, cuyos resultados son los siguientes:

Extranjeros total 342 Argentinos Total 205
Españoles en total 31 Buenos Aires 52
  Catalanes 03 Campaña de Bs As 23
  Gallegos 10   Lujan 05
  Gaditanos, Andaluces y Valencianos 14   Moron 03
  Canarios 01   San Nicolás 10
Portugueses 27   San Pdero 04
Brasileños 17   Areco 01
Negros liberados de buques Brasileños (43) 10 Sta Fe y E. Rios 39
Italianos (Genoveses en mayoria) 32 Mendoza 03
Ingleses 26 Cordoba 08
Escoceses 07 Corrientes 37
Irlandeses 24 San Juan y S Luis 05
Gibraltar y Malta 04 Sgo del Estero 13
Norteamericanos 30 Salta 02
Franceses 50 Catamarca 01
Paraguayos 45 Tucumán 03
Suecos y Daneses 02 Misiones 02
Alemanes 01 Orientales 17
Holandeses 01 Total reseñado 547
Chilenos 16
Mexicanos 01
Filipinos 01
Bengala 01
Cartagena de Indias 01
Bolivia 02
Perú 02
Congo (negros?) 05
Guinea (Negros?) 01
Malabar 01
Macao (chino o portugués? 01
Cuba 02

Porcentajes entre criollos y extranjeros y orígenes nacionales y geográficos de la marinería de la Escuadra Republicana de la Guerra del Brasil
1826-1828.
Fuentes: papeletas de enganche y registros de la Capitanía de Puertos -originales del AGN, copias en Archivo DEHN, Colección Julio A. Benencia.

 

De estas cifras y porcentajes se pueden sacar algunas conclusiones interesantes. La mayoría de la marinería sigue siendo extranjera, como era de prever en una escuadra "de necesidad"' y formada en la emergencia de la guerra. La mayor parte de los extranjeros sigue siendo anglosajona, entre ingleses, escoceses y norteamericanos, pero los ingleses ya no son mayoría ellos mismos como en otras épocas, sino que ahora son superados por los norteamericanos y por los propios irlandeses. Es alta la presencia de franceses, proporcionalmente más que en la campaña de 1814 o durante el corso de la Guerra de Independencia. Llama igualmente la atención la cantidad de españoles e italianos -en proporción con los ingleses y superando a los latinos a los anglosajones, si sumamos a los franceses-. La presencia de europeos del norte, alemanes, suecos y daneses, es mínima en verdad. El altísimo número de paraguayos debe atribuirse, sin duda, a que provenían de las unidades de cabotaje fluvial y del litoral argentino. Los hemos separado de los demás latinoamericanos por su importancia proporcional, aunque estos últimos deberían tener un origen similar.

En cuanto a los indicados como portugueses y aun como brasileños, es curioso que se filiaran, pero se sabe que, pese a haber sido registrados y reclinados, fueron desembarcados de los buques de guerra o de línea y pasados al cabotaje, pues obviamente no eran confiables en combate contra las naves imperiales brasileñas. El número de africanos libertos que formaron parte de las tripulaciones fue indudablemente mayor; el problema es que a pocos se los filiaba individualmente, la mayoría está reseñada en grupo al ser "rescatados" ellos de buques brasileños, por lo cual su número es menor en esta prospección.

En cuanto a la marinería argentina o criolla, la mayoría se registra como habitante de Buenos Aires, siguiéndole los de la campaña. El resto, como era de esperar, era de la zona del litoral: santafesinos, entrerrianos y correntinos -éstos en gran cantidad-, y oriental, procedencia que entonces no podía ser considerada como de extranjeros sino de argentinos. Sumados todos ellos llegan a ser la mitad de la marinería criolla de la escuadra. Es interesante ver la afluencia de habitantes de las provincias norteñas, cuyanas y mediterráneas, que aparecen por vez primera entre la marinería argentina y que se irá incrementando a lo largo del siglo.

Con referencia a los oficiales de mar de la escuadra durante los mismos años, se ha podido reseñar más de un centenar de las papeletas o registros de enganche de la Comisaría de Marina, y su distribución por nacionalidades u origen geográfico es la siguiente: Buenos Aires, 5; correntinos 2; norteamericanos, 7; franceses, 13; irlandeses, 6; portugueses, 4; ingleses, Í9; escoceses, 1; españoles (Galicia, Cádiz, Barcelona), 17; italianos, 31; canarios, 1; alemán (Hamburgo), 1; Malta, 2; Caracas, 1; paraguayos, 2; chileno, 1; Gibraltar, 1; griego, 1; brasileños, 2. Total reseñado: 117.

Curiosa pléyade de nacionalidades sin duda. Los anglosajones eran aún mayoría, si sumamos a los británicos con los norteamericanos, pero estaban muy cercanos los recién arribados italianos, que en la Guerra de Independencia casi no habían estado presentes, y eran mayoría los genoveses, como era de esperar. Los españoles de zonas marineras como Galicia, Cádiz y Barcelona eran un número importante y ahora "reclutables", puesto que la guerra era contra los luso-brasileños, los proscritos de las listas de revista, pese a lo cual, y al decreto de excepción de portugueses y brasileños de la escuadra, se registraban cuatro de los primeros y, más extraño todavía, dos de los segundos, los cuales debían haber quedado en el tráfico costero y no en los buques de línea.

Es interesante comprobar que los porcentajes no son correspondientes o proporcionales a los de la marinería de las mismas nacionalidades, como podría esperarse. Sólo entre los franceses había una proporción similar, o entre los anglosajones, no así en el resto. Los criollos estaban en franca minoría entre los oficiales de mar, pero ello seguía siendo como en la Guerra de Independencia y debido al poco interés marinero entre los criollos.

Que los criollos eran los menos en la época de la Guerra del Brasil lo certificó en sus memorias el comodoro Antonio Somellera, quien en 1828 llegó a bordo del bergantín General Rondeau para realizar la última campaña de corso de la Guerra del Brasil, con el empleo, como se decía entonces cuando el grado era efectivo, de guardiamarina. El buque se hallaba al mando del marino norteamericano John Halsted Coe, y la mayoría de su personal era anglopar-lante pero con una porción de marinería bisoña criolla. De toda oficialidad -dice-, él era el único hijo del país, así que por un sentimiento de nacionalidad se autodeclaró protector de los marineros criollos, mucho más cuando todo se mandaba en idioma inglés, por lo que les servía para ello de intérprete en las diferentes tareas, además de ser comprensivo compañero cuando fallaban en las tareas por falta de experiencia44.


43  Aparecen, muchos mas negros liberados de nuques brasileños, pero su recuento es muy deficiente, por lo que no podemos enumerar cuántos fueron verdaderamente.

44 Antonio Somellera, comodoro, De los tiempos heroicos, la última campaña naval a la guerra con el Brasil, Biblioteca del oficial de marina, vol. X, 1930. p. 16. La primera versión se publicó en 1864 en la Revista de Buenos Aires.

 

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar